Por qué entrar atravesando la pared, si hay una puerta justo enfrente

Pregunta: Si la persona avanza a través del camino de la Luz, ¿qué le hace falta para sentir, entender, recordar, y vivir en este?

Respuesta: ¡Le hace falta la ayuda mutua para recordar la Luz! Lo olvidamos constantemente, y cada persona piensa que puede avanzar por su cuenta, a través de su propio deseo, en lugar de atraer la Luz a través del grupo para que este nos haga avanzar.

Nos olvidamos de este indeseable cambio en los eventos. Es repugnante para nuestro egoísmo, y es por eso que no deseamos recordarlo. Pienso que estudiaré más, entenderé más, oraré más, gritaré, me presionaré, haré algo especial, y lloraré, que haré cualquier cosa menos atraer la Luz a través de una conexión en el grupo y dejar que la Luz me desarrolle.

Y es por eso que pasan años y décadas, y las personas sólo fallan en entender que están tratando de entrar atravesando la pared, cuando hay una puerta abierta justo frente a ellos ¡Pero no ven esta puerta! Simplemente no quieren ver en esa dirección porque el camino se construye a través de una conexión.

Tratamos la espiritualidad de la misma manera que tratamos lo corporal, y pensamos que seremos capaces de hacer todo con nuestras propias mentes y manos. Hemos estado desarrollándonos a través de toda nuestra historia creando todo con el poder de nuestra mente y la fuerza de nuestras manos, así es como construimos toda nuestra vida ¿Entonces por qué no podemos continuar de la misma manera?

Entiendo que todo requiere de un esfuerzo y estoy dispuesto a renunciar a todo para entender, alcanzar, sentir, y desarrollarme. Sigo el mismo camino, la misma dirección, y uso los mismos métodos de siempre ¡Pero son absolutamente inadecuados para el alcance espiritual!

Esto es así porque sólo la atracción de la Luz ayuda en el alcance espiritual, y sólo eso. Esto presupone trabajo a través del entorno, acudir al Creador con una petición (la elevación del MAN), la Luz de corrección AB-SAG, la Luz que Reforma, a todo lo que nos referimos como el camino de la Luz. Este no es un camino animal, corporal.

Y el principal obstáculo es la falta de consistencia en este camino. Soy inconsistente porque el entorno no me proporciona el apoyo suficiente. Y es por esto que no siempre soy capaz de recordar y tomar consciencia de que esta es la única manera de desarrollarme. Me olvido de este punto tan importante que sirve como el principio de nuestro desarrollo real, adecuado y camino deambulando en mis propias direcciones.

Esta es la razón para el surgimiento de las religiones, de las diferentes creencias, y de los movimientos de la nueva era, de todo lo que no se dirige en una sola dirección verdadera. Si no conservas este único punto, te arrojas a ti mismo en diferentes direcciones, como un animal al que se le deja caminar libremente en el campo.

No hay opción, debes llegar a un acuerdo con tu entorno, en lo que se refiere a la unión o garantía mutua. Deben acordar que no se permitirán entre sí el olvidarse de este punto y que se conectarán uno con otro para atraer la Luz de esta conexión.

Y no es nuestro asunto cómo opera la Luz. No nos interesa en absoluto. Esta sabe lo que hay que hacer, nosotros sólo aceleramos su influencia sobre nosotros, pero no le dictamos qué hacer.

La Luz nos regresa a su Fuente, a la bondad que ella conoce. Pero yo no sé qué es esta bondad porque mi fuente es el egoísmo bestial.

(59824 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/30/2011, Escritos del Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta