¡Tú no estás solo!

Pregunta: ¿Cómo me puedo conectar con el grupo cuando veo las lecciones solo?

Respuesta: Vemos un gran número de personas de todo el mundo que se conectan con nosotros a través de la pantalla. Estamos todos juntos en un grupo. ¿No lo sientes? Tienes que elevarte por encima de la distancia que se encuentra entre nosotros, porque en realidad esta no existe. Existimos en un solo campo.

Nuestros cuerpos físicos están aquí en la tierra: ellos se sientan, caminan, corren y saltan. En el mundo espiritual sólo hay deseos, y por lo tanto, todo depende de nuestro deseo. El mundo corpóreo es completamente imaginario e inexistente. Existe sólo en nuestra percepción, hasta el momento en el que entramos en el mundo espiritual.

Superaremos este estado y lo olvidaremos porque realmente no existe. Este estado existe sólo en nuestra percepción de la realidad como el más bajo de todos los estados, desde el cual debemos ascender. Esta percepción existe sólo en nuestro deseo egoísta, pero en realidad, no existe el egoísmo.

Deliberadamente nos dieron este estado altruista no corregido, el único que existe en el mundo, de manera que lo utilizamos como base para elevarnos a nuestro primer nivel espiritual. Por eso, nuestro mundo se llama el mundo imaginario, porque poco a poco desaparece de nuestra percepción. Este mundo no es la realidad. En realidad, nuestro mundo no existe.

Imaginemos nuestro verdadero estado donde existe toda la creación como un cuerpo colectivo, un sistema general. A fin de detectar este sistema, debemos esforzarnos por lograrlo. Está dicho: “Si quieres ser feliz, sé feliz”. Un niño sólo puede llegar a ser lo que él aspira. La vida constantemente le obliga a querer crecer, a tomar ejemplos de los adultos e imitarlos.

Tenemos que hacer lo mismo y tomar el ejemplo de los cabalistas. Debemos seguir sus consejos, imitarlos y guiarnos por sus instrucciones en lugar de por nuestra pequeña mente infantil. Debemos actuar sin mirar atrás, como un niño que toma el ejemplo de los adultos. Entonces podremos estar absolutamente seguros de que lo lograremos.

Tenemos que crear un modelo de comunidad global. No hace ninguna diferencia si vives en Los Ángeles, México, o Siberia. No hace ninguna diferencia si estás solo porque realmente ¡no estás solo! ¡Estás junto a todos! Trata de elevarte por encima de la pantalla del computador y de mirarnos y de sentirnos. ¡Esto es posible!

Vamos a intentar hacerlo y entonces, atraeremos una intensa influencia de la Luz Circundante, la Luz de un nivel superior donde ya estamos todos conectados.

(61843 – De la serie de lecciones virtuales del Domingo del 06 de Noviembre del 2011)

Material Relacionado:

Nuevos sabores en la cocina del creador
Cambiando juntos
El método de conexión integral

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta