Un retrato del declive en América

En las noticias (de Global Research): “Una serie de informes durante los últimos diez días acerca de la pobreza, los salarios, la desigualdad del ingreso y la movilidad social, han pintado un retrato de América marcadamente en desacuerdo con la mitología oficial de los Estados Unidos como tierra de oportunidades económicas ilimitadas, como el país con más alto nivel de vida en el mundo”.

“Incluso los organismos controlados por los representantes políticos de la aristocracia financiera se ven obligados a admitir que las condiciones de vida para la inmensa mayoría del pueblo norteamericano son desastrosas”.

“Estas cifras demuestran que Estados Unidos es un país de creciente desigualdad social, en el que los que trabajan y producen toda la riqueza cada vez tienen menos para demostrarlo, mientras que los que recogen los beneficios de este trabajo, en tanto que juegan un rol parasitario, destructivo y completamente reaccionario, ven sus riquezas acumularse a niveles asombrosos”.

“Dos informes enmarcan la dramática polarización social en América, no tanto entre los ricos y los pobres, como entre los ricos y todo el resto de la sociedad”.

“Mientras que el ingreso de esta capa [el más rico 1 por ciento de los hogares de los EE.UU.] casi se triplicó, los ingresos en promedio del 60 por ciento de la población aumentaron sólo un 40 por ciento por encima de los 28 años, y los ingresos del más pobre 20 por ciento aumentaron sólo en un 18 por ciento”.

“La movilidad geográfica en los Estados Unidos ha caído al nivel más bajo registrado desde 1948, un reflejo de la pérdida de oportunidades especialmente para los jóvenes. Las personas no pueden vender sus casas o comprar otras nuevas, y la mayoría de los jóvenes universitarios graduados se ven obligados a regresar a casa de sus padres porque no pueden encontrar un trabajo que pague lo suficiente para instalarse por su cuenta”.

“Lo que estas cifras ponen de manifiesto es una crisis social profunda, y además una transformación histórica inmensa. Los Estados Unidos han pasado de ser líderes mundiales en la mayoría de los indicadores sociales, incluyendo los niveles de vida de la clase trabajadora, a un nuevo estatus como líderes, al menos entre los países industrializados, en condenar a la mayoría de su población a condiciones de privación y de miseria”.

“El declive del capitalismo estadounidense se muestra en la decadencia de su base industrial otrora poderosa, en el derrumbe de carreteras, puentes y otras infraestructuras sociales, y en el cierre de escuelas, bibliotecas, hospitales y otros servicios públicos. No es de extrañar que más del 80 por ciento de los estadounidenses, según las encuestas más recientes, siente que el país está en el camino equivocado”.

“La necesidad política primordial es que la clase obrera comprenda el origen de la decadencia social y económica. Es el capitalismo el que ha fracasado en los Estados Unidos, y a escala mundial”.

Mi comentario: La solución al problema es crear un nuevo estado financiero, y un liderazgo industrial que comprenda la esencia de los cambios que ocurren en la humanidad

(60344)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta