¡Cuán desiguales somos!

En las noticias (de The Economist): “El “Informe sobre la Riqueza Mundial” del Credit Suisse estima que había 24.2m millonarios [un millonario es alguien cuyo patrimonio neto es superior a 1 millón de dólares. Eso incluye todo: una casa, una colección de arte, incluso el valor de un plan de pensiones al cual aún no tiene acceso] a mediados de 2010, aproximadamente el 0,5% de la población adulta del mundo. Con esta medida, hay más millonarios que australianos. Ellos controlan 69,2 billones de dólares en activos, esto es más de un tercio del total mundial. El 41% de ellos viven en los Estados Unidos, el 10% en Japón y el 3% en China.

“La pirámide de la riqueza mundial tiene una base muy ancha y una punta aguda. El 1% más rico de los adultos, controla el 43% de los activos del mundo, el 10% más rico tiene el 83%. El 50% inferior tiene sólo un 2%. Esto sugiere una enorme disparidad de influencia. El diez por ciento más rico controla el grueso de los capitales del mundo, dándoles mucho que decir en los negocios de financiación, en las organizaciones de caridad y con los políticos. El 50% inferior difícilmente controla casi algún capital”.

Mi comentario: Hasta que las personas no sean iguales, las causas de hostilidad, inseguridad y odio no desaparecerán. De acuerdo con el plan de la naturaleza, debemos darnos cuenta que el estado más perfecto de la humanidad es la igualdad (véase el artículo de Baal HaSulam “Paz en el mundo”). En primer lugar, está la igualdad con los demás, que es el primer grado de nuestro desarrollo espiritual, y entonces tendremos igualdad con el Creador, que es el grado final, el grado 125 de esta escalera, el propósito de la creación.

(62981)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta