¡Que comience la convención interior!

Pregunta: ¿Qué puede decir usted acerca de nuestro estado ahora que han pasado casi dos semanas después del final de la convención en la que revelamos la verdadera vida?

Respuesta: Nuestro gran grupo, el “Kli mundial”, tiene que despertar y entender que toda esta niebla en la que nos hemos encontrado después de la convención se nos ha dado a propósito y no podemos hacer nada para resistirnos. Cada uno la sintió en su propia forma y en diferentes momentos. 

Algunas personas aún se encuentran en un estado elevado, aunque puede que no esté precisamente conectado a la meta, en unidad con los demás. Pero la sensación misma ha permanecido. Después de todo, hubo una razón que causó tal sensación, y existe el sentimiento actual de que me siento bien. Y yo ya he olvidado la causa por la cual me siento bien, pero la sensación agradable todavía sigue existiendo.

Poco a poco se enfriará más y más, como a lo largo de cuatro niveles, volviendo al estado anterior. Al principio, yo estaba muy inspirado por la meta, luego, simplemente del estar conectado con el grupo, luego, del haber alcanzado algún tipo de éxito en la convención, y al final, yo simplemente me quedo con la sensación de que todavía me siento bien, hasta que esta sensación desaparezca también.

En primer lugar, hemos de valorar todas estas fases, las cuales son necesarias para la construcción de un nuevo deseo. Y el nuevo deseo tiene que ser tal que nosotros empecemos a vivir en la misma intención, en la misma sensación todo el tiempo, y esto ¡se convertirá en nuestro estado constante!

Si en la convención nosotros hemos logrado esto al atacar, de irrumpir: bailando, con diferentes eventos, y canciones de nunca acaban, ahora tenemos que alcanzar el mismo estado internamente, en silencio. Tengo que sentir este estado introspectivamente, dentro de mí, y esa será mi convención.

Tal vez nosotros muy pronto llegaremos a esto y celebraremos convenciones precisamente de este modo: sin decir nada durante tres días, sin hacer nada además de las intenciones internas, y conseguir ser impresionados e inspirados con sólo vernos los unos a los otros. Y después, nosotros ni siquiera tendremos que vernos entre nosotros, y así, gradualmente, llegaremos a la verdadera realización en la que no se necesitaremos palabras, vista, oído, o saltar y abrazarnos. Avancemos en esa dirección.

Pero ahora nosotros tenemos que celebrar una convención por dentro de nosotros, de tal manera que este será nuestro estado permanente; calmadamente, en silencio, con una actitud más seria y más interna.

(63579 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/19/11, Talmud Eser Sefirot)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: