¿Me siento bien con los amigos, o con amigos entre los cuales habita el Creador?

Pregunta: En la convención sentimos vida, pero ahora los descensos están trazando una imagen completamente diferente para mí. Quiero retornar a la base, a la línea media, aquello en lo que puedo confiar ¿O debemos caminar a ciegas hacia adelante hasta que salgamos a la Luz? ¿Tenemos alguna fuente de apoyo?

Respuesta: Aparte del grupo, todos los otros detalles de percepción, cualidades, y bases desaparecen y no proporcionan ningún soporte para la persona.

Más aun, al ahondar en el grupo, la persona ve que no puede realmente confiar en la mutua garantía de los amigos tampoco, porque ellos también son parte de las condiciones que lo llevan a una mayor necesidad de soporte. Gradualmente pierde piso  en el grupo también, hasta que la búsqueda de la persona la lleva a la necesidad de revelar al Creador. Sólo en Él la persona encontrará el verdadero soporte, la raíz, y la respuesta a todos sus problemas, preguntas, y tribulaciones.

Debemos atravesar por muchos pasos en este camino, y comenzamos con lo que es realista para nosotros. La persona siempre se detiene en el lugar que le parece seguro. Y por lo tanto, lo mejor es cuando todas las esperanzas vienen a él a través del grupo hacia el Creador, cuando él entiende que la solución, el llenado, y el análisis correcto vendrán sólo de ahí. Y todo lo demás son fases intermedias.

Por ejemplo, hoy nuestras esperanzas terminan en el grupo, “¡Estamos unidos! ¡Maravilloso! ¡Qué maravillosos son mis amigos!” Aún no descubrimos la necesidad de algo más alto, aún no exigimos que una fuerza mayor se revele en el grupo más que un simple círculo de amigos. Pero esto vendrá gradualmente.

Pregunta: Baal HaSulam escribe acerca de cuán fácil es controlar nuestro deseo con dos riendas: placer y dolor ¿Entonces por qué es tan difícil dirigir nuestro deseo en la dirección espiritual en el grupo? ¿Qué nos falta?

Respuesta: No puedes conectarte con los amigos. Tu placer consiste en suprimir a otros y proteger tu territorio. Pero los otros también están protegiendo su territorio, ¿así que cómo pueden unirse? La envidia, la pasión, el orgullo; todos esos estados iniciales nos separan al uno del otro.

Ustedes suponen que pueden unirse, pero yo no lo creo. Esto es posible sólo con la ayuda de la Luz que Reforma, mediante un trabajo muy difícil. Esto requiere de la fuerza de la Torá, del método cabalístico.

Al unirnos, llegaremos a Maljut de Infinito. Aparte de la unidad, no hay nada. Une a los amigos en el grupo y tendrás el mundo de Infinito. Todo comienza y termina ahí.

Ustedes piensan que esto es simple. Preguntan ¿por qué no tenemos éxito, qué está mal? Pero no puede ser de otra manera porque no exigen que el Creador habite entre ustedes. Ni siquiera ven que son incapaces de unirse por ustedes mismos, e incluso suponen que son capaces de ello. Aún no han revelado la verdad.

Pregunta: ¿Entonces cómo podemos ayudarnos entre nosotros para hacer esto?

Respuesta: Puede haber muchas acciones externas. La pregunta es: ¿Cuánto incitan a la persona hacia el esfuerzo interno? Este es nuestro problema. Así que sigan intentando.

Aún no tenemos la necesidad de conectarnos nosotros, al grupo, al mundo y al Creador en un todo. Tenemos que revelar esta necesidad más rápido ya que de otra manera caducará y el mundo estará en problemas.

La Reshimó de Maljut de Infinito que se revela en el grupo, es el resultado de muchos esfuerzos que realizamos. Y este trabajo debe hacerse precisamente en el grupo. Es el campo en el que crecen todas las frutas. Contiene todo lo necesario, y nuestros esfuerzos determinan cuán rápidamente seremos capaces de conectar todo en uno. Mientras más rápido lo hagamos, más fácil y más placentero será nuestro camino.

(63122 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/14/11, “La Libertad”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta