entradas en '' categoría

Del naturalismo al politeísmo

La persona no conoce el mundo en el que vive. De hecho, él pertenece a la naturaleza que lo lanza de un estado a otro. Durante su corta vida de varias décadas no tiene el tiempo suficiente para darse cuenta de lo que está pasando. Curiosamente, hace unos 150 años, la esperanza de vida del hombre no era de 70 años, sino de 40.

A pesar de haberse casi duplicado nuestra esperanza de vida, todavía no comprendemos la esencia de la vida. La humanidad aun no sabe qué está buscando ni dónde encontrarlo. El sentido de la vida sigue siendo ambiguo. ¿Cuándo comienza la vida y hacia dónde nos lleva? ¿Hay un propósito para ella? ¿Qué es lo que sucede con nosotros? Las respuestas son vagas.

Las personas están sujetas a la fuerza de la naturaleza. Nadie recibe un libro con revelaciones desde lo Alto. Todos revelaremos lo que existe dentro de nuestro mundo. Las revelaciones que hacemos construyen nuestra comprensión y conocimiento de la realidad.

A excepción de la sustancia de la que estamos hechos y de nuestros cinco sentidos, el ser humano posee una capacidad inherente para descubrir algo más grande. Sin embargo, todo está en potencia, y en la realidad construimos nuestra actitud ante la vida y la naturaleza sobre la base de lo que vemos. Así fueron creadas las simples teorías de la creación. Ellas están condicionadas por nuestra vida en este mundo.

En primer lugar, el hombre percibió el mundo como si fuera natural. El observó la naturaleza como un todo, como una imagen completa en la que todas las partes están interconectadas. Por lo tanto, se sintió cercano a la naturaleza. Es un enfoque antiguo que fue completamente claro, ya que todo era evidente y revelado.

Más tarde, la gente comenzó a ordenar los fenómenos naturales dentro de lo “bueno” y lo “malo”. El hombre llegó a ser más egoísta, y dejó de sentirse a sí mismo como una parte integral de la naturaleza. Él descubrió que la naturaleza tenía varias limitaciones que parecían positivas o negativas. Ordenó los elementos que lo influían en “benéficos” y “perjudiciales” y así creó las nociones de las fuerzas del bien y del mal.

Al principio hubo una oposición general del bien y del mal, que más tarde comenzó a dividirse en numerosas fuerzas independientes hasta que se crearon las asambleas y panteones de dioses. Por lo tanto, nuestro ego nos distanció de la naturaleza unificada aún más.

(63337 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/16/2011, “La Paz”)

Preguntas acerca de los ocupantes de Wall Street

Pregunta: En el post “Protesta en contra de Wall Street en Nueva York” usted escribió: “Esto aun no es ni la sensación de crisis ni una protesta en contra de la crisis como en Israel, sino simplemente los juegos de los estudiantes por la libertad”.

No, estos no son “juegos de los estudiantes por la libertad”, Dr. Laitman. La protesta ha despertado a manifestantes de varias edades y ocupaciones. Estas protestas están reflejándose en muchas ciudades a lo largo de los EE.UU simultáneamente y son un terreno ideal para plantar el movimiento de Arvut (garantía mutua).

Respuesta: Tienes razón, esto cambia rápidamente, madura y evoluciona.

Pregunta: Estoy completamente convencido de que nosotros necesitamos la fuerza de la unidad. En el proyecto de diseminación al 99%, muchos de nosotros escribimos la verdad e incluso palabras inspiradoras. Sin embargo, a menudo el público responde a estos publicaciones como si nosotros fuéramos tontos soñadores, sin darse cuenta de la naturaleza de la humanidad. No son las palabras las que crean el cambio, ¿será la unidad y la intención detrás de las palabras, debemos continuar fortaleciendo nuestra intención espiritual y unificación?

Respuesta: Tienes razón, sólo la fuerza de la garantía mutua entre nosotros, el uno por ciento podrá influir sobre el 99 por ciento y despertar en ellos una aspiración por la unidad.

(60810)

Si no te preocupas por la evolución, la evolución se preocupará por ti

Pregunta: ¿Qué sucede sí he elegido un entorno, pero no puedo admitirlo, no puedo llevarme a mí mismo bajo su influencia? ¿Esto significa que estoy destinado al sufrimiento externo ya que carezco de alcances internos?

Respuesta: Imagina que de acuerdo a la raíz de tu alma, ha llegado el tiempo para que te desarrolles espiritualmente. Esto es posible sólo a través de la conexión mutua con un entorno especial que te capacitará para que adquieras el atributo de otorgamiento y descubras el próximo estado más elevado. Imagina que ya te has aproximado a este, que ahora es tu turno en el sistema integral, y que se te ha dado una oportunidad.

En este caso, si tus esfuerzos personales para estar en contacto con el sistema general no son suficientes, estás atrasado, y entonces las fuerzas externas de la naturaleza, las cuales no activaste por medio del trabajo correcto en unidad y garantía mutua, automáticamente te presionan. Estas ya han estado activadas, pero es como si estuvieran desempleadas, y entonces tú sientes estas fuerzas como sufrimiento hasta que las actives.

Debería haber una conexión especial para cada una de ellas.: aquí en amor, aquí en unidad, aquí en diseminación, y aquí en el estudio… Pon todo en su lugar y sentirás paz. De lo contrario, dejas estas fuerzas sin usar, sin la conexión correcta, y estas discrepancias con tu nivel actual de desarrollo te afectan de forma negativa.

Las fuerzas que debiste haber activado (pero que no lo hiciste) evocan el sufrimiento que sientes. En otras palabras, estas te hacen poner atención a ellas y corregir los defectos, hacer las conexiones necesarias. Esta es la diferencia entre el camino correcto y el camino del sufrimiento.

Con la ayuda del grupo podemos descubrir estas oportunidades y dar lo mejor de nosotros para incluirlas en la unidad. Si esto es lo opuesto, ciertamente sufriremos, tanto individualmente como en grupo. Esto significa que sufro debido a mis fuerzas internas y externas por medio de las cuales yo ya debería haberme conectado al sistema general.

Nadie se detiene excepto yo. Hay un grupo, y en lugar de juzgar sus ventajas y desventajas, tengo que verlo como ideal. Entonces el problema está sólo en mí.

Y al corregirme, también corrijo al grupo. Despierto a los amigos para que me otorguen aun más fuertemente, pero en realidad yo me despierto a mí mismo para exigir más de ellos. De una forma u otra toda la corrección toma parte internamente.

Pregunta: Entiendo lo que tengo que hacer, pero ¿Por qué es tan difícil?

Respuesta: En realidad, no te has aclarado qué es lo que deberías hacer. Esto es lo que lo hace tan difícil. Si tú descubres precisamente lo que tienes que hacer, verás que tienes que estar en un contacto cercano, interno e “íntimo” con el entorno.

Este contacto te libera de todas las preocupaciones. Es como si abrieras una pequeña pantalla, conectaras un corazón con otro, y tomaras todo lo que necesitas para el entorno. Tú te conectas con el entorno, y juntos llegan a ser un todo y los problemas desaparecen: Ahora todas las fuerzas que te presionaron en forma de sufrimiento llegan a ser amigables y deseables.

(63476 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/18/2011, “La Libertad”)

Un rayo de Luz por entre las nubes

Si yo cuidadosamente sigo las señales que el Creador me da en mi vida, veré que Él me trae a la buena fe y dice: “¡Escoge esto, hijo!” y es mi responsabilidad tomar esta oportunidad y realizarla.

Pero, ¿Cómo puedo ver esto? ¿Cómo encuentro mi fe y al Creador que me dirige? ¿Cómo entiendo que esto es precisamente lo que necesito para ejecutarlo en mi vida, y que es, de hecho, la pieza perdida en el rompecabezas común? Toda la imagen ya está completa excepto por esta pieza. Entonces, ¿Cómo la veo y donde puedo encontrarla?

Resulta que necesito buscar en el lugar de mi libre elección. El Creador me trae aquí y me guía directamente al lugar donde necesito ejecutar mi acción. El Creador nos direcciona hacia un camino simple y natural, permitiéndonos sentir alguna orientación que nos trae una sensación de comodidad en una vida que es difícil, llena de sufrimiento, problemas, enfermedades y desgracias. Y ya que somos un simple deseo de recibir placer, instintivamente corremos del mal y luchamos por la paz.

El Creador nos muestra la dirección: del bien y del mal. Sin embargo, uno necesita ejercer el esfuerzo desde dentro, ya que avanzar por este camino es posible solo bajo la condición que cambiemos nuestra convicción, la intención con la cual uno hace todo. Ya sea que yo quiera correr del mal y alcanzar la bondad, de acuerdo con mi deseo natural de recibir, o que avance por sobre mi deseo, según el nivel de la intención y haga esto para deleitar al Creador.

En otras palabras, necesito separarme de mi deseo de recibir, elevarme por encima de él, actuar en restricción de este, y a pesar de todo lo que permanece en él, avanzar con el propósito de darle regocijo a Él, en lugar de dármelo a mí. Esto constituye mi libre elección.

Yo constantemente trabajo con mi deseo, y él me adelanta y me muestra el camino que va del sufrimiento hasta el placer, el cual brilla ante mí minuciosamente como una ranura en la pared o como un rayo de luz entre las nubes. Sin embargo, avanzar hacia este rayo solo es posible si yo cambio la razón de mi movimiento y en lugar de hacer esto por mí mismo, aunque es placentero y lindo, comienzo a hacer todo por beneficio del Creador.

El me llama para hacerme el bien, y yo voy para hacerle el bien a Él.

(63688 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/20/2011, “Introducción al TES”)

Lección diaria de Cabalá – 12.23.11

Escritos de Rabash “El asunto de Januca

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Escritos de Baal HaSulam “La Paz”, “Necesidad de practicar la cautela con las leyes de la Naturaleza”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Lección diaria de Cabalá – 12.22.11

Escritos de Rabash “Carta 26”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro del Zóhar, selecciones, capítulo “Bereshit” (Génesis), “Que haya Luz”, ítem 39, Lección 17

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

“Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”, ítem 7, Lección 5

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Escritos de Baal HaSulam “La Libertad”, “Factores externos”, Lección 8

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

¡No me molesten en mi cómodo calabozo!

Pregunta: El término “integridad” es más o menos claro desde el punto de vista global, pero ¿qué significa “ser integral” para un individuo o una familia?

Respuesta: Un ejemplo clásico de integridad es la conexión en forma de ruedas dentadas. Estamos interconectados como un mecanismo que consiste de ruedas dentadas que están interconectadas entre ellas. Cualquier movimiento de una de ellas obliga a un movimiento análogo en todas las demás en la misma dirección.

Además, esta conexión no es completa hoy en día: Por el momento, es como si estuviéramos en un bounding box, a cierta distancia uno del otro, y poco a poco nos ponemos en contacto unos con otros. Es decir, hay algún movimiento de acercamiento en lo que respecta a los otros, que ya está empezando a formar vínculos serios.

En los próximos años, vamos a llegar a ese vínculo en el que las ruedas dentadas girarán entre sí de manera absolutamente coordinada. Imagínate que estás bajo una dura presión en todos los niveles de tu vida y tus pensamientos, deseos, acciones y decisiones dependen completamente de la sociedad y de las circunstancias a tu alrededor. Te sentirás como si estuvieras en la cárcel, ¡en condiciones de esclavitud completa!

Este estado es insoportable. La persona deseará liberarse, simplemente salir de allí en cualquier dirección, e incluso morir antes que sentir la constante y horrible presión en todos los niveles: mental, espiritual y emocional.

Tenemos que preparar a las personas a percibir el contacto con todos los demás como algo maravilloso y agradable. En general, este estado es totalmente opuesto a nuestra naturaleza, pero se acerca inexorablemente, y me asusta pensar cómo va a empezar la humanidad a entrar en él.

Poco a poco estamos acercándonos a ese estado. Ya veo como esto provoca varias revoluciones, cambios de gobiernos, el colapso de las familias en un lugar, el colapso de los sistemas monetarios o económicos en el otro, y así sucesivamente. Esto se incrementará con cada mes y cada año. Si la persona no se siente cómoda en este estado, simplemente “explotará” ante la guerra mundial. Nada le importará; ¡él se verá obligado a liberarse de estas cadenas! Por lo tanto, necesitamos una compensación psicológica interna para este insoportable estado.

La persona moderna no quiere interactuar con nadie: Es como si nos encerramos en nuestros apartamentos, con nuestros ordenadores, y eso es todo. En el trabajo también somos uno con el computar. Después del trabajo, corremos al supermercado, compramos algo pre cocido, lo tiramos dentro del microondas, lo comemos, y de nuevo corremos a nuestros computadores, y luego a dormir. A veces podemos ver a nuestros amados o unos pocos amigos, pero eso es todo.

Los seres humanos han creado esta vida en concordancia con nuestra demanda interna. Sin embargo, si uno ve, ya sea que lo quiera o no, los demás están irrumpiendo en su mundo interior, en esta cómoda mazmorra de la que no podemos escapar; sentiremos que estamos siendo obligados cada vez más, a hacer algo. En ese momento, sin duda, veremos grandes explosiones.

Me imagino que el estado y los psicólogos pueden entenderlo también. Es lo mismo que saltar del piso cien de un edificio que está en llamas. Tu le dices a esta persona,  “¡sin duda morirás!” Y él responde: “Sí, pero ahora el fuego parece mucho más terrible que el segundo que voy a durar en el aire, sin las llamas”. La persona no piensa en lo qué sucederá después. Me temo que estos estados están acercándose, nos guste o no.

(63704 – De una charla sobre la formación integral del 12/11/2011)