Cuando el engaño del Faraón se revela

El trabajo en Egipto no se acaba hasta que tú veas que no serás capaz de alcanzar nada allí. Crees que te has vuelto libre y que lo has adquirido todo, ¡pero de repente revelas que todavía estás en el exilio!

Tú pensaste que ya estabas en la tierra de Israel, en la tierra del Creador (“Yashar-El”). Después de todo, no hay ninguna ubicación geográfica en el mundo espiritual. El “Lugar” es creado por los mismos deseos, y en ellos tú querías construir la espiritualidad, pensando que estabas construyendo un templo santo, haciendo el trabajo de un sacerdote (Cohen), de un levita, y de la nación de Israel.

Pensaste que ya estabas en la tierra santa, y de repente descubres que todas tus acciones fueron egoístas, para tu propio beneficio. Fue el Faraón en lugar del Creador, Pitón y Ramsés en lugar del Templo, y los egipcios en lugar de los sacerdotes, los levitas y los Cohamin. Entonces, escapas de Egipto.

(64296 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 26 de Diciembre del 2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:

Charla de un hombre con una piedra
Saliendo de egipto sin moverte de tu sitio
El día del amor después del día de la destrucción

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: