Da amor

Rabash, carta 8: Y tan pronto como adquiero la cualidad de otorgamiento, chispas de amor de inmediato comienzan a brillar dentro de mí.

Al principio adquirimos el poder del otorgamiento, la Luz de Jassadim (Misericordia), y después la Luz del amor, la Luz de Jojma (Sabiduría), se viste en esta.

El corazón comienza a anhelar unirse con los amigos, y me parece que mis ojos ven a mis amigos, mis oídos escuchan sus voces y las manos se entrelazan, los pies danzan en círculo, en alegría y amor junto con ellos, y trasciendo mis límites corporales. Olvido la enorme distancia entre mis amigos y yo, y la tierra extendida por muchos kilómetros no se interpondrá entre nosotros.

Es como si mis amigos estuvieran justo dentro de mi corazón y ven todo lo que sucede ahí, y me avergüenzo de mis mezquinos actos en contra de mis amigos. Entonces, simplemente salgo de las vasijas corporales y me parece que no hay realidad en el mundo excepto mis amigos y yo. Después de eso, incluso el “yo” es cancelado y es inmerso, mezclado en mis amigos, hasta que me pongo de pie y declaro que no hay realidad en el mundo, sólo los amigos.

Rabash escribe esto desde el alcance espiritual. Así es exactamente como alcanzamos la realidad espiritual: No hay nada en ella que venga de nuestra percepción actual, sólo nuestros amigos. Además, esto no se refiere a los rostros que están ante mis ojos hoy, sino a una fuerza interna especial que se encuentra en mis amigos, una chispa única que cada uno de ellos ha recibido de Arriba. Esas chispas son los amigos de mi chispa. Nosotros las unimos en un grupo.

Rabash, carta 40: Y cuando uno comienza a sentir el amor de su amigo, comienzan a despertar en él alegría y placer de inmediato… El amor de su amigo por él es algo nuevo para él…

De pronto lo revela, pero antes no lo sabía, no creía en ello, no estaba listo para aceptarlo. Nuestro problema no es tanto amar a nuestro amigo, sino sentir el amor que viene de él. Además nos resistimos a este amor porque nos impone ciertas obligaciones.

Sin embargo, cuando descubro un nuevo sentimiento que un amigo tiene por mí, ya no puedo ignorarlo. De esta manera mi amigo comienza a “comprarme”, a vincularme con él.

… Siempre supo que él era el único que se preocupaba por su propio bienestar. Pero en el minuto en que descubre que su amigo se preocupa por él, esto evoca dentro de él una alegría inconmensurable, y ya no puede preocuparse por sí mismo…

… Ya no puede seguir ocupándose de sus necesidades como antes. Está escrito en el artículo “Arvut” (La Garantía Mutua) que cuando estoy seguro, cuando siento que otros me aman, dejo de preocuparme por mí mismo, sin reservas.

Esto no es sólo una adición de fortaleza, la cual me permite realizar un nuevo cálculo y dejar de pensar en mí mismo. En el momento en que siento cuánto me aman mis amigos, rechazo completamente el auto amor. Parezco olvidarme de mí mismo; dejo de percibirme a mí mismo. El amor que viene de fuera, de mis amigos, toma el control sobre mí, y me lleva fuera de mis limitaciones, hacia ellos.

… Y ya no puede preocuparse por sí mismo ya que el hombre sólo puede esforzarse cuando siente placer. Y ya que está comenzando a sentir placer al cuidar de su amigo, él naturalmente no puede pensar en sí mismo.

Es inevitable: Si quiero ayudar a mi amigo a no pensar en sí mismo, debo mostrarle que yo cuido de todas sus necesidades. En este caso él se rechaza a sí mismo “por definición”. De esta manera lo saco de su egoísmo.

La instrucción o educación tradicional no ayudará con esto. Al hombre se le debe dar amor; esto lo desconectará absolutamente de sus propias necesidades.

Pero ¿puede el amor despertar un deseo en el hombre para que rechace su propia realidad? Está escrito: “El amor rompe con lo habitual”. El amor no obedece a la mente. Y sólo cuando existe este tipo de amor de los amigos, entonces todos viven en un mundo que es totalmente bueno, sin preocupaciones por sí mismos. El hombre siente como adquiere la cualidad de otorgamiento, y entonces de acuerdo a la ley de equivalencia de forma, se une para siempre con el superior, con el Dador perfecto…

A esto nos remite la fuerza más poderosa de la naturaleza, a trabajar con amor en dos direcciones. Es posible controlar nuestra vida desde dos lados y obligar al hombre a amar al manifestarle amor de cierta manera, incluso sin una fuerza opuesta de presión y represión.

El amor viene a nosotros del Creador de la misma manera, pero es como si nos guiara por el camino espiritual con dos “riendas”: sufrimiento y placer. Ambas vienen del amor. Así, si deseo ayudar a alguien, esto sólo puede hacerse al multiplicar mi amor. De esta manera obligo a la persona hacia todo lo que se requiere.

Es por eso que está escrito: “Cómprate un amigo”. Dice “compra”, es decir dale siempre amor, y verás cómo se vinculará contigo. Lo “adquieres”, acaban soldados el uno al otro, y causas la misma respuesta en él. Al final cada uno de nosotros se incluye en el otro.

Y cuando todos los amigos se incluyen en los otros, cada uno de ellos recibe una vasija completa del Infinito, un alma completa. De esta manera no sólo alcanzamos nuestra raíz individual, sino también todo Maljut del mundo de Infinito con todas las Luces de NRNHY, la fuerza más poderosa en toda la realidad.

(62781 – De la lección 8, Convención mundial Arvut del 8 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

Acerca del valor del amor por los amigos
El trabajo interior del cabalista: sobre el amor a los amigos
El amor de los amigos es nuestro tesoro común

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: