Dos caminos para alcanzar el nivel de “Adam”

Hay dos caminos para alcanzar el nivel de “Adam”: el camino del sufrimiento y el camino de la Luz. Estando en nuestro mundo en el estado más bajo, de repente se nos reveló un impulso que nos llevó hacia el grupo, hacia el sistema general de almas separadas no corregidas.

Sin embargo, tenemos todos los medios: el maestro, los libros, y las instrucciones para comenzar nuestra corrección y llegar a ser similares al sistema de Adam que existe en el mundo de Atzilut. Si nos unimos y deseamos ser como Adam para otorgar al Creador y por lo tanto ser semejantes a Él, entonces de este sistema general de Adam, durante nuestros estudios, nosotros recibimos la influencia de la Luz Circundante u Or Makif. Que poco a poco nos corrige y nos conecta en un todo.

Todo depende de la medida en la que tratemos de unirnos en un grupo, del estudio común de las fuentes, y de los esfuerzos por alcanzar la meta de la creación. Estos son los medios para la consecución de nuestro estado superior. Todos juntos tenemos que llegar al estado de Adam.

Hay dos caminos de avance hacia la meta: el camino de la Luz, en el cual nosotros atraemos la influencia de la Luz, y el camino del sufrimiento, en el que estamos en el grupo, pero realmente no deseamos avanzar. Esto nos crea grandes problemas porque los años pasan y no sabemos qué hacer con nosotros mismos y por qué no estamos llegando a ningún lado. Debido al hecho de que no estamos utilizando los medios que se nos han dado, nuestro avance se vuelve lento, difícil y largo. En otras palabras, avanzamos por el camino del sufrimiento.

Si tan sólo pudiéramos superarnos a nosotros mismos y con los dientes apretados esforzarnos hacia los demás, ver que sólo de esta conexión entre nosotros encontraremos un futuro feliz, perfecto, entonces al instante revelaríamos la Luz de la corrección dentro de nosotros, la Luz Circundante que nos conecta. En esta conexión nosotros podríamos lograr sentir instantáneamente el mundo superior.

Nosotros carecemos de un ataque dirigido hacia la disminución de uno mismo y la elevación de la cualidad del otorgamiento y el amor por los demás por encima de nosotros mismos. Espero que seamos capaces de lograr esto en nuestra próxima convención. Tenemos todas las condiciones necesarias para que esto ocurra.

(61931 – De la serie de lecciones virtuales del Domingo del 11/6/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta