El punto que me conecta con el mundo exterior

Cuando yo uso todo lo que existe fuera de mí por mi propio bien, es un uso egoísta. Pero cuando hay una realidad fuera de mí, que aspira a la misma meta que yo, entonces las mismas intenciones que existen dentro de mí también se despiertan en mi alma, en todos los deseos que están fuera de mí. Y es por eso que empiezo a trabajar con estos deseos externos a los que me refiero como amigos.

De esto podemos entender que el grupo es mi alma, el lugar donde descubro al Creador, mi llenado interior, la vida espiritual. De toda la realidad externa la Luz organiza ciertas fuerzas para mí llamadas el grupo, que son los más cercanos al punto en el corazón que existe dentro de mi cuerpo, dentro de mi ego. Y entonces puedo establecer una conexión entre mi punto en el corazón, confinado en el interior del cuerpo, y mi alma, que existe fuera de mí.

Así es como empiezo a adquirir esos deseos externos. Es por esto que está escrito: “Cómprate un amigo”. Yo compro mis deseos externos al rechazar mi ego, el deseo de disfrutar, haciendo regalos y diferentes acciones en el grupo.

Esto puede ayudarnos a comprender el significado del trabajo interno, cuando hago un esfuerzo en contra de mi deseo egoísta, dentro de mi punto en el corazón, para que yo pueda conectarme con mis deseos externos y transfer allí tanto como sea posible. Y hago esto hasta que comience completamente a llenarme solo dentro de estos deseos externos, en lugar de llenar mis deseos internos, naturales, egoístas.

Los mundos, incluyendo el mundo del Infinito, el universo entero se me revelan en el interior de estos deseos externos. Pero mi ego se resistirá y me servirá de “ayuda en contra” para mostrarme los deseos que aún quedan fuera de mí, y lo hará hasta el final, hasta que yo adquiera todos los deseos externos. Yo no seré capaz de revelar aquello que está a mí alrededor sin que mi ego despierte dentro de mí.

Hay un universo, y yo, mi ego y mi punto en el corazón existen dentro de él. Mi círculo más cercano es mi grupo, mis amigos. Y luego el resto del mundo: la humanidad, la naturaleza animada, vegetal, e inanimada. O podemos tratarlos como mundos con los que yo trabajo: Assiya, Yetzira, Beria, Atzilut, y Adam Kadmon.

Esto deja en claro por qué yo necesito de todo este mundo, el llamado 99% que personalmente no puede ayudarme, y es por eso que simplemente debo darles a ellos de manera unilateral. El único que puede ayudarme es el grupo, que me fue dado por el Creador para que me ayude a salir de mí mismo, de mis límites. Lo principal es salir de mí mismo; que es lo más difícil de realizar.

Es por eso que esto está dispuesto de modo que tenga un área en el alma general, que se encuentre más cercana a mí, y a esto se le llama el grupo. El me ayuda a salir de mí mismo y a comenzar a adquirir mi alma.

Y cuando salgo de mí mismo, avanzo aún más, junto con el grupo más allá de sus fronteras, conectando todo el universo a mí y alcanzando toda la naturaleza como a un todo. Yo alcanzo la integridad de la naturaleza, su conexión completa, y así revelo los mundos superiores.

Yo revelo una Luz aun mayor, mediante la obtención de la conexión con las fuerzas espirituales en los grados inferiores: “la humanidad”, “animales”, “plantas” e “inanimado”, donde existe un deseo mucho más grande de disfrutar.

(64053 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/16/2011, Escritos de Rabash)

Material relacionado:

Mi grupo amado
El futuro yace en una buena conexión mutua
Revelando la conexión entre todas las cosas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta