Entra al sistema de otorgamiento

Pregunta: ¿Cuál será el sistema de otorgamiento entre nosotros que veremos una vez que se nos revele?

Respuesta: Debemos ver este sistema entre nosotros ahora, tras la convención. Cada persona debe ver los puntos en el corazón y entender que aún cuando está distanciado de los otros, la red que conecta nuestros corazones existe.

Existe una red más interna, aquella de todos nuestros amigos (y dentro de esta, el elevado sistema de todos los cabalistas del pasado). Alrededor de esta, existe una red más externa: toda la humanidad. Los sistemas están interconectados, y esta conexión no cambia, es constante. Sólo fue fragmentada nuestra actitud correcta.

Como decimos en nuestro mundo, las relaciones se han roto, es decir que eran buenas y se han vuelto malas. Las relaciones existen, pero están rotas.

Tenemos que descubrir el sistema en el que estamos todos conectados. Es imposible destrozar esas conexiones o cambiarlas. Sólo pueden ser cambiadas las relaciones dentro de las conexiones. Y ahora depende de nosotros cómo descubriremos la vida dentro de este sistema.

Esto se relaciona con todo el mundo. Para nosotros, es una acción interna, nuestra diseminación interna. En relación al mundo, es diseminación externa. Así, esos dos sistemas comenzarán a interactuar.

La persona debe sentir internamente que es así. Entonces gradualmente comenzará a ver que nuestro mundo es imaginario. Mientras más se vea una persona a sí misma como parte de este sistema y sienta que depende de este, más verá que todo en su vida, incluso en su vida externa, corporal,  en el trabajo por ejemplo, depende de la intensidad de su esfuerzo en este sistema.

Entonces, todas las acciones corporales, las formas corporales, y todo el mundo que ves a tu alrededor, gradualmente se convertirá en una especie de forma externa inflada, como una marioneta que se mueve porque la mano del titiritero está jugando con ella como si estuviera viva.

En lugar de ver sólo personas, verás su conexión con el sistema general. Entenderás qué las motiva, qué señales reciben del sistema, y sus reacciones hacia ellas. Verás que en cada una, existe su conexión con el resto del sistema que opera, y nada más que eso. Te darás cuenta que el cuerpo que viste esta conexión es como un halo, una nube, que no tiene ninguna esencia independiente.

Mientras no veamos este sistema, se nos muestran todos estos cuerpos y este mundo para mostrarnos que algo en realidad existe y para darnos libre albedrío para penetrarlo, para comenzar a vivir en el mundo real. A esto tenemos que entrar ahora.

La convención nos dio el punto de conexión con este sistema, y tenemos que aferrarnos a este de manera que podamos comenzar a ver el sistema a partir de él. Esta es nuestra obligación.

(64213 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/25/2011, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: