Escapa de la oscuridad y de la ignorancia

La criatura fue creada perfecta, pero esta perfección es del Creador y es por eso que la criatura ni siquiera sabe que existe. Es así porque para poder sentir que tú existes, necesitas un deseo, una inspiración, un espacio vacío.

Dado que la creación entera viene de la perfección del Creador, está completamente privada de sentimientos, mente, de su propia perfección y de cualquier sensación en absoluto. Esta no sabe, entiende o siente algo.

Nosotros no podemos ni siquiera imaginar como es. Incluso ni siquiera la materia inanimada que existe en nuestro mundo, en la cual hay movimiento de átomos y otras partículas. Después de todo, estas partículas necesitan existir y mantenerse a sí mismas en un cierto estado, cualidad.

Pero este estado de la creación de la criatura es tal que la criatura es como si no existieran en absoluto. Esto es llamado “existencia a partir de la ausencia” (Yesh Mi Ain). Por una parte, esta existe (Yesh) por que sale del Creador, pero lo hace absolutamente “desde la ausencia” (Mi Ain) por que no existe absolutamente nada que pueda decir de sí misma, ni si quiera tanto como una piedra muerta.

Y entonces la criatura comienza a desarrollarse bajo la influencia de la Luz. El propósito de la creación es traerla a un estado en el cual sentirá la necesidad por el Creador en todo, para revelar que esta es opuesta a Él y para entender quien es el Creador desde este estado opuesto.

De esta forma la criatura alcanza al Creador. Al alcanzar la forma opuesta del Creador y comenzar a percibir al Creador en esto, se desarrolla gradualmente en ella un deseo de alcanzarlo a Él y de ser como Él. Entonces la criatura será capaz de alcanzar al Creador de acuerdo con la ley de similitud de cualidades.

Resulta que todos los cambios pasan dentro de la criatura. Primero se desarrolla a sí misma en la dirección negativa y se distancia del Creador, al entenderse mejor, mientras desciende los mundos desde el mundo del Infinito hasta este mundo y entonces crece su egoísmo en nuestro mundo.

Pero comenzando en nuestros días, comienza un proceso completamente diferente. La criatura recibe un despertamiento desde Arriba, el cual la ayuda a comenzar a desarrollarse en una dirección opuesta a su naturaleza: en la dirección del Creador. En otras palabras, el desarrollo desde Arriba hacia abajo, en el que la criatura se mantiene separada del Creador, del mundo del Infinito, en el que revela cada vez más el deseo egoísta y descubre que está aislado y solo, está llegando al final.

Además, la criatura experimenta la ruptura, después de la cual, cada partícula comienza a comprender que está separada del resto. Todos se sienten como una persona que existe entre otras iguales. Y puede comenzar a desarrollar la forma de otorgamiento desde la oscuridad e ignorancia en relación al Creador. Ella hace esto en contra de su deseo, porque la Luz viene a ella de tal forma que le es imposible recibir la vida satisfactoria por sí misma, y necesita al resto.

Primero utiliza a los otros para su propio llenado, pero gradualmente comienza a sentir que necesita una conexión mutua, interna, mas corregida con ellos. De esta forma alcanzamos la comprensión de que no tenemos derecho a existir sin una adecuada conexión entre nosotros.

De esta forma la naturaleza, el Creador, la Luz superior, nos trae a la necesidad de conexión.

(62925 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/12/2011, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: