La convención comienza con nuestra demanda

Pregunta: Estamos acercándonos a la última fase antes de la convención. ¿Cómo mantenemos la intención?

Respuesta: En primer lugar, no estamos despidiéndonos, todos estamos juntos. De hoy en adelante debemos prepararnos al máximo para la unificación, debemos elevar la unidad y vivir en ella ahora. A diferencia de una lección en la escuela, la convención no comienza con el timbre de la campana. Ya está flotando por encima de nosotros, y nuestros amigos de todo el mundo ya están respirándola. Tenemos que prepararnos más y más. Debemos hacer un esfuerzo hacia la unidad, y cada día debe ser un logro para nosotros al igual que en el desierto de la Aravá.

Por supuesto, también habrá descensos. Nunca tuvimos un primer día exitoso en una convención. Incluso después de la explosión de emociones en el programa cultural, la gente no quería regresar a la mañana siguiente. Y esto es bueno. No puede ser de otra manera.

Así que esperemos que en los próximos días vamos a pasar por toda la preparación necesaria, incluyendo el desorden, el rechazo y el resentimiento, para que luego, durante los tres días de convención nos llenen de inspiración y unidad. Ahorremos tiempo, tenemos todos los medios necesarios para ello. Esta vez hemos realizado una preparación inmensa, una preparación interna en particular.

La clave es la confianza. Que cada persona sostenga a su amigo, de lo contrario el Kli común se dividirá en partes. Agárrense unos a otros y no se suelten.

(62403 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 2 de Diciembre del 2011, “La Paz”)

Material Relacionado:

Purificando la intención
El espíritu de unidad está llamando a nuestros corazones
La correcta entrada a la convención

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta