La distancia no es un obstáculo

No es casual que nosotros estemos esparcidos por toda la Tierra y separados por grandes distancias. Hemos sido creados así a propósito. Esto viene de la caída de la Torre de Babel.

Tenemos que utilizar correctamente estos elementos de separación, de manera que, independientemente de ellos, incrementemos la conexión entre nosotros. Por lo tanto, aquellos que se encuentran lejos de nosotros, no deben sentirse distantes de nosotros.

La unidad está por encima del marco de nuestro mundo. La persona que se encuentra en algún lugar lejano puede experimentar la unidad con todos los demás, incluso más intensamente que alguien que está físicamente aquí. Su ansia, su amargura por el hecho de que está muy lejos de todos, su agudo deseo de sentir todo lo que estamos haciendo, intensifica sus emociones a tal punto que está completamente con
nosotros.

Ella puede absorber absolutamente todo lo que está sucediendo en la convención. Lo más importante es que sintonicemos nuestros corazones en la misma frecuencia: la unidad.

(61698- De la serie Lección virtual del Domingo del 11/20/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta