La ley universal de la armonía

Pregunta: ¿A qué se refiere usted cuando habla de la armonía?

Respuesta: La armonía es fácil. Se trata del hecho de que hay dos fuerzas en la naturaleza: la fuerza del otorgamiento (la fuerza positiva) y la fuerza de la recepción (la negativa), que a diferentes niveles (biológico, físico, moral, etc.) se manifiestan como sistemas de equilibrio. Si estas fuerzas están en equilibrio en el cuerpo humano, el cuerpo es absolutamente sano. Si ellas están en equilibrio en la naturaleza, esto significa que están en un estado de reposo absoluto. La falta de equilibrio lleva a todo tipo de movimientos.

Naturalmente, el desequilibrio es necesario porque produce vida. Es la interacción constante entre dos fuerzas dentro de ciertos límites, la variación de su relación con los demás que crea la vida. Por ejemplo, la expansión y contracción opuestas que se apoyan y complementan entre sí. La vida es lo que ocurre entre ellas, debido a su interacción adecuada y armónica.

En nuestro desarrollo, nosotros alcanzaremos un punto en que toda la comunidad humana adquirirá precisamente este modo de operación por el cual todas sus partes oscilarán entre sí. Pero estas oscilaciones, como la respiración, serán interdependientes entre ellas, en las que la fuerza de otorgamiento sea igual a la fuerza de la recepción. Ellas interactuarán alternativamente entre sí: Cuanto más le damos a la naturaleza, así podremos recibir, cuanto más recibamos, así tendremos que dar.

Entonces, viviremos en armonía, en homeostasis, es decir, en un estado de apoyo mutuo. La naturaleza que nos lleva a un estado de equilibrio entre sus dos principales fuerzas, la fuerza de dar y la fuerza de recibir, intenta que lleguemos a esto. Esta es la tendencia general de la naturaleza.

No podemos hacer nada con esta ley universal general. Sólo podemos entender a dónde vamos y cómo hacerlo de manera voluntaria, a sabiendas, en esta ley externa, absolutamente vinculante. Por lo tanto, nos sentiremos cómodos, no sólo en el estado final al cual llegaremos, sino en todas las etapas de desarrollo.

(63841 – De una charla sobre la formación integral del 12/11/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: