La naturaleza triunfará sin importar cómo

Pregunta: ¿Por qué se dice que nuestra generación es la más egoísta? Me parece que no tenemos ningún egoísmo porque hemos perdido el deseo por todo. Ya no queremos nada en absoluto.

Respuesta: Nuestra generación es la más egoísta. Cuando comenzamos nuestro desarrollo hace miles de años, no teníamos egoísmo. Hoy no sentimos el egoísmo porque en su mayor parte terminó su desarrollo aproximadamente en los años 60’s.

Sentimos que el egoísmo ha llegado a su final porque dejó de cambiar. Hoy vivimos en piloto automático sin el deseo y entusiasmo de las generaciones pasadas ¿Dónde están los programas de exploración del espacio y los avances científicos que nos inspiraron en el pasado? Todo esto ha llegado a su fin.

Sin embargo, esto no significa que no exista egoísmo; simplemente hemos llegado a su máximo. Ya no puede desarrollarse más en su forma previa; por lo tanto, está volviéndose global. Previamente el egoísmo era individual, un impulso dentro de cada persona.

Hoy se ha vuelto global y hemos dejado de sentirlo totalmente. No tengo nada qué perseguir porque mi egoísmo ya no es atraído por nada. Las personas están conformes con su existencia animal, siempre y cuando sean dejadas en paz. Ya no aspiran a llegar a nuevas alturas porque su egoísmo ha dejado de desarrollarse.

Además, las cosas se complican más porque la globalización revela que todos estamos conectados. En el pasado a la persona no le importaba, sólo quería ser dejada en paz. Es como si el mundo estuviera en un sueño profundo. Y entonces de pronto surge un mundo integral donde todos estamos interconectados y esto evita que durmamos.

¿Qué queríamos en este estado de ensueño? Queríamos tener abundancia de todo: comida, sexo, familia, dinero, honor, poder, y conocimiento, un nuevo teléfono móvil con funciones más avanzadas. No buscábamos ninguna cosa exaltada, pero queríamos estar satisfechos. Simplemente no estábamos listos para esforzarnos en ello, queríamos que todo llegara a nosotros.

Sin embargo, para despertar de este sueño, se nos ha mostrado un mundo global, y se nos fuerza a despertar hacia este. Aquí surge otro problema que el mundo aún no entiende. El mundo ve este nuevo fenómeno, pero no se da cuenta de que este estado es inevitable y que debemos ser parte de este.

Estamos de acuerdo en tener que establecer conexiones internacionales y culturales, así como conexiones en la banca, comercio y agricultura. Sin embargo, lo que no entendemos es que debemos crear conexiones entre nosotros. La crisis tiene por objetivo entregar este mensaje a cada uno de nosotros. Nuestra conexión debe ser interna y no a través de los bancos, industrias y otros sistemas externos.

Las personas son las que tienen que conectarse a una sola red. A través de esta crisis, la naturaleza está despertando la necesidad de la responsabilidad mutua, sólo que aún no lo entendemos. La naturaleza nos está obligando a llegar a este estado como está escrito: “O llegas a este estado por tu propia voluntad (por el camino de la Luz y la corrección) o este será el lugar de tu tumba.

Verán lo que sucederá. La naturaleza triunfará sin importar cómo.

(De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/15/11, el “Estudio de las Diez Sefirot”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta