Lo siento, pero la fiesta se terminó

Solía ser que sólo aquellos que querían conocer el significado de la vida y su objetivo llegaban a la Cabalá. Ellos se preguntaban para qué nacemos, por qué morimos, y por qué atravesamos por estas dificultades en la vida.

La persona quiere saber, e incluso aunque sea en el sentido material, que seguirá teniendo estas preguntas ya que provienen del grado hablante, no del animado. El hombre no es un perro, ponlo en un hotel cinco estrellas, pero aún así se sienten mal y quieren algo más para el alma.

Esto se ve claramente en Europa. Antes que estallara la crisis, los países más desarrollados y ricos tuvieron la mayor tasa de suicidios. Ahora que estos países están experimentando una crisis, la tasa de suicidios se reducirá. La gente comenzará a apreciar la vida y se despertarán nuevos deseos. Incluso un leve deseo de mejorar, dará a la gente un sentido de la vida.

No importa el grado de riqueza de la persona, el gusto siempre se siente a través del contraste. A la gente le gusta recordar los sufrimientos que tuvieron por el hambre y el sabor que encontraban en un rancio pedazo de pan. Esto se debe a que el sabor depende de la deficiencia.

Hoy en día la Cabalá es para todos, no sólo para aquellos que desean alcanzar la sabiduría sublime, sino para todos los que simplemente buscan una vida mejor. La crisis se ha extendido en todo el mundo. El mal se ha convertido en global, no en local o nacional como en las generaciones pasadas. Y por eso, la gente trata de descubrir la causa de este mal.

Las generaciones pasadas también sufrieron mucho, pero sufrieron en los niveles (corporal) inanimado, vegetativo y animado. Sin embargo, los problemas de hoy están en todo el mundo y nos afecta a todos, por lo tanto, obligan a la gente a buscar respuestas. Es por eso que la gente viene a la Cabalá, para mejorar su situación. Sin embargo, aquí se encuentran con una explicación resumida en una frase: ¡Sólo pueden disfrutar del otorgamiento, sólo por amor a los demás!

La persona quisiera disfrutar de miles de cosas diferentes en este mundo, pero se le dice: Lo siento, se acabó la fiesta, y tú no serás capaz de disfrutarla. De hecho, antes de esto, el disfrute sólo fue utilizado como señuelo para despertarte con el fin de aumentar tu deseo. Para hacer esto se te dio entretenimiento, automóviles, viajes, y otras muchas tentaciones para que quisieras disfrutar cada vez más.

Pero ahora todo ha terminado. Tú ya no tendrás oportunidad de disfrutar. La crisis te privará de todas las adquisiciones materiales, y no quedará nada. Sin embargo, por otro lado, ya dejas de sentir cualquier placer. Incluso si pudieras pagar y disfrutar de todo cuanto fuera posible, no sentirás gusto en nada.

Este es el estado de desarrollo al que nos acercamos sin siquiera saberlo, y al final, resulta que no somos capaces de disfrutar. ¡Este es el verdadero problema del mundo! Todo está en plena abundancia, y somos capaces de alcanzar una prosperidad material tal, que todos tienen todo lo necesario: casa, vacaciones, buena comida, y así sucesivamente. Pero la gente no encontrará gusto en este tipo de vida.

Nos acercamos a un estado en el que la satisfacción sólo puede ser colectiva, global. ¡La conexión mutua que se está revelando ahora entre nosotros no está en el dinero sino en el placer! No seré capaz de recibir placer antes de llenarte a ti.

Pero ¡te odio y estoy dispuesto a destrozarte! ¿Cómo puede ser que te llene antes de llenarme yo mismo? Esto significa que ¿tengo que amarte a ti primero? ¡Es simplemente horrible! Sin embargo, sin eso yo no puedo disfrutar de la vida o sentir, por lo menos un poco, significa que tengo algo más que la vida de un perro. La vida de un perro es una vida en la que sólo satisfago mi deseo, pero no siento ningún sabor. Tengo de todo durante el día entero, pero siento como si no tuviera nada.

Estos estados se nos están revelando a nosotros porque está revelándose dentro de nosotros el nivel humano del deseo, el cual es más alto que los niveles inanimado, vegetativo y animado. Por lo tanto, podemos tenerlo todo en el mundo material y sentir que la muerte es mejor que este tipo de vida.

(61747 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/25/2011, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: