Los 612 componentes del amor superior

La ley de amar a tu prójimo está basada en observar 612 mandamientos, corregir 612 deseos que se revelan en nuestra estructura espiritual. Al observarlos, alcanzamos la regla general: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

Los 612 mandamientos son nuestros 612 deseos que persiguen la intención egoísta de complacerse a uno mismo. Ninguno de nosotros puede observar esos 612 mandamientos por su cuenta, sino sólo al conectarse con otros y al comenzar a examinar nuestras mutuas relaciones entre unos y otros. Esta es la única manera de revelar todos esos deseos.

Ni una sola persona tiene la habilidad de observar un solo mandamiento. Es así porque un mandamiento surge del principio de ama a tu prójimo. La conexión egoísta entre nosotros es llamada una transgresión, y la conexión altruista es llamada un mandamiento. Es por esto que uno no comete crímenes ni observa mandamientos antes de comenzar a conectarse con otros. La persona sólo lleva una simple vida bestial, de la que no estamos hablando aquí.

Y los deseos egoístas que lo conectan con otros sólo se revelan en ella bajo la condición de que deseé conectarse con ellos para usarlos con el fin de alcanzar el otorgamiento. Sólo entonces podemos hablar acerca de corrupción y corrección.

El defecto al cual nos referimos como “Yo cree la inclinación malvada” es un estado muy avanzado, en el que uno revela parte de sus 612 vicios que conciernen a la conexión con otros. Y entonces el alcanza la revelación del mal, mediante lo cual entiende que debe corregir su actitud egoísta hacia los otros. Esto significa alcanzar el arrepentimiento, los “días de arrepentimiento”, donde él entiende que usa a su prójimo de forma egoísta. Y entonces sucede un cambio en él, referido como el comienzo del nuevo año, Rosh HaShaná, que es el comienzo de un nuevo viaje, en el que desea convertir su maldad en su opuesto.

Y esto es luego de pasar un largo tiempo trabajando en el grupo y entendiendo la necesidad de la corrección. Y entonces gradualmente él convierte las 613 transgresiones en 613 mandamientos.

Pero sin comenzar el trabajo en el grupo, nunca revelará ninguna de sus 613 transgresiones. Esto es porque todas ellas se relacionan con el principio de ama a tu prójimo y estas no existen por fuera de la conexión con otros. Esta regla común incluye todos los detalles individuales. Es por esto que todos los tipos de conexión que existen entre nosotros surgen del principio de ama a tu prójimo y pertenecen a nuestras 612 acciones en relación con los demás, con las cualidades que necesitamos corregir.

Llegamos a la regla común de amar a los seres creados al realizar correcciones individuales, y a través de ellas llegamos al amor por el Creador. Al corregir mis 612 deseos y pasarlos del egoísmo al otorgamiento, llego a la conexión absoluta junto con todos, donde la regla común de amar a tu prójimo se revela. Esta es la preparación para la revelación del “factor unificador”, del Creador, el así llamado “más (+) 1”, dentro de esta.

(63204 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/15/2011, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta