Ni un solo eslabón es redundante

Pregunta: ¿Tengo que preocuparme constantemente por el avance espiritual del mundo o debo mantener mi mente en el grupo?

Respuesta: Este es el orden:

1. Trabajo con los amigos;

2. Por medio del amor de los amigos organizo al grupo

3. Con el grupo disemino;

4. A través de la diseminación, que ayuda a las masas a acercarse al Creador, lo complazco a Él.

El grupo en sí no lo complace a Él; la diseminación masiva, que abre el camino hacia Él para todos, si lo hace. No es importante que estén distantes y no entiendan aún hacia dónde lleva este camino, si las masas se acercan al Creador al menos un poco, esto le trae contento a Él. Y este el punto principal.

Si llevas una pequeña porción de Su mensaje a Indonesia o Polinesia, esto le complace. Es la misma manera en la que el invitado complace al Anfitrión al tomar parte en la comida que el Anfitrión ha preparado para él.

Entonces, dejemos esto claro:

Primero, nuestra meta es la adhesión. Adhesión es equivalencia de forma, otorgamiento de mi parte, justo como el otorgamiento que viene del Creador. Debo llegar al otorgamiento, y entonces alcanzaré la adhesión con el Creador. Otorgamiento significa traerle contento a Él.

Segundo, Él se complace cuando gracias a mí, el enorme deseo de recibir que Él ha creado se acerca a la adhesión. Mi otorgamiento al mundo tiene que traer todo esto más cerca del Creador ¿Cómo? A través de la circulación.

Tercero, para hacer eso, primero debo unirme a un grupo para tener un medio, un “comando”. Cuando tengo un grupo, puedo diseminar. Se concluye entonces que entro al grupo y con su ayuda otorgo al mundo, hago difusión, ayudo a las personas a acercarse al Creador, y así lo complazco a Él. Ni un solo eslabón de la cadena es redundante.

En el pasado, la circulación no era parte de la cadena. Uno solía sentarse en un grupo de cabalistas, y ellos alcanzarían al Creador directamente. Pero hoy es imposible porque el mundo entero necesita alcanzar al Creador. En el pasado, en generaciones previas, los cabalistas sólo se prepararon como un medio para hacer avanzar al mundo, y ahora todos los esfuerzos están dirigidos a ayudar al mundo. No hay otra opción, y Baal HaSulam dice esto en muchas partes, al final de la “Introducción al Libro del Zóhar“, en el artículo “El Shofar del Mesías”, y otros.

Pregunta: ¿La preocupación por el mundo es un resultado natural de nuestro trabajo en el grupo? ¿O tenemos que incrementar la importancia de lo que estamos haciendo por la humanidad?

Respuesta: Yo, el mundo, el Creador. Estamos conectados, y no puedo distinguir uno de otro. Adhesión significa que todos estamos conectados, no importa hasta qué punto. Lo principal es que estemos unidos, y no pueda distinguir entre el grupo, el mundo, y yo. Simplemente no puedo porque si pudiera, no sentiría esto, no llegaría a la revelación, y no cumpliría con la meta. Esos eslabones no existen por separado, aun cuando hoy, en nuestro estado inconsciente, parecen estar separados.

(62937 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/12/2011, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta