Regresando a la unidad

Pregunta: Después de la convención me siento más y más sensible en cada reunión de amigos, a veces hasta llegar a las lágrimas. ¿Es esta la felicidad y de hecho un ascenso?

Respuesta: Después de la convención ciertamente hemos empezado a relacionarnos con la unidad de forma diferente. Es más fácil regresar ahora a esta. Se volvió más emocionante y atractiva; ya no es artificial como parecía antes.

Hemos alcanzado esta realidad espiritual, el comienzo de un grado espiritual. Y ahora necesitamos juntar un poco más nuestro esfuerzo hacia esto para que penetre dentro de nosotros y crezca la “carne”, el espesor del deseo, en este punto. Entonces este espesor, lo sentiremos real, la realidad espiritual.

Cada persona debería hacer un esfuerzo, regresando constantemente a aquella comprensión de unidad que ya ha permeado su sensaciones. A pesar del rechazo emocional presente o de la visión borrosa de los sentimientos, yo trato de regresar al estado que hemos alcanzado.

¿Para qué? Quizá con el fin de sentirse bien o con el fin de seguir adelante, incluso sin sensaciones positivas. Y tal vez yo me sienta obligado en relación a los amigos con quienes estamos en garantía mutua.

La recompensa puede variar, pero sobre todo, todos requerimos un anhelo por la espiritualidad. Esto es lo más importante: aspirar a la unidad constantemente sin importar donde te encuentres en un momento dado.

(63326 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/16/2011, “La Paz”)

Material relacionado:
El tiempo de la liberación espiritual
El espíritu de unidad está llamando a nuestros corazones
Hambrientos por la unidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta