Una sociedad edificada de acuerdo a las leyes del mundo del Infinito

La sociedad que yo veo ante mí es un lugar donde yo puedo formar relaciones con las cuales construyo el sistema de Maljut del mundo del Infinito. Aún cuando el rechazo y la conexión se presentan simultáneamente, yo conecto estas dos intenciones opuestas.

Yo los rechazo a todos, como está escrito acerca de los estudiantes de  Rabbi Shimon, que sentían un odio terrible el uno por el otro y al mismo tiempo hacían esfuerzos por conectarse. Pero su conexión no canceló la llama de la envidia, del odio, la lujuria y la ambición, que anteriormente se desencadenaba entre ellos.

Un gran deseo de disfrutar y la percepción de la independencia de uno mismo, también se mantienen en todos, y la conexión se logra por encima de todo esto. Estas dos líneas trabajan juntas, una después de la otra. Esto es así porque todos reciben de la Luz del Infinito para llenar a los demás, no a ellos mismos. Esta es la razón por la que sus deseos permanecen. De esta manera preservamos a Maljut del mundo del Infinito, todo su volumen, el cual cada uno de nosotros adquiere.

Nosotros percibimos esta Maljut en nosotros. Imaginen el enorme volumen interno que esta criatura colectiva, que nosotros estamos creando por la conexión dentro de un todo, percibe dentro de sí misma. Cada una de sus 600.000 partículas siente cómo está separada de todas las demás y cómo se eleva por encima de esto, cómo esta se conecta con ellas.

¡Cada persona hace esto! Al final, hay 600.000 partículas, dentro de las cuales cada persona adquiere el poder de 600.000. Esta es la clase de conexión que nosotros alcanzamos.

 Esto es así por qué necesitamos recordar que las acciones que nosotros hacemos con respecto a  la sociedad, la cual nosotros vemos ante nosotros, siempre se realizan en dos direcciones. Por un lado, ellas están destinadas a aumentar el egoísmo individual de cada persona, lo cual  da lugar al rechazo y al odio en las relaciones entre nosotros; y por otro lado, nosotros debemos intentar la mayor conexión posible por encima de este egoísmo y tratar de crecer de este modo.

Necesitamos percibir estos dos estados como necesarios en nuestro desarrollo y estar listos para aceptarlos, experimentarlos y desarrollarlos. Necesitamos establecer reglas basadas en esto, las cuales se conviertan en las leyes de la existencia de la sociedad o nuestro estatuto de grupo. Pero todas las leyes y formas de conducta, las reglas que nosotros establezcamos deberán corresponderse con el alcance de la meta final así como guiarnos y dirigirnos hacia ella.

(63015 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/12/2011, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: