entradas en '' categoría

Corrigiendo los errores

Baal HaSulamLa Paz“: Puesto que la Providencia se extiende desde el Creador, quién, sin duda tiene un propósito en Sus acciones, ya que no existe un acto sin un propósito, encontramos que cualquiera que infringe una ley de las leyes de la naturaleza que Él ha imprimido en nosotros, corrompe el objetivo determinado.

Existimos en un mundo global, integral. No hay opción, tenemos que implementar todas sus leyes. Antes las mantuvimos en menor medida ya que teníamos menos deseos, menos contacto con la naturaleza y con el mundo. Hoy estamos más involucrados con ella, y esto nos impone mayores obligaciones.

Cuando no llevamos a cabo todas las leyes de la naturaleza, somos incompletos e imperfectos. Así, nuestros problemas y sufrimientos se incrementarán hasta que éstos nos obliguen a obedecer.

Después de todo, existimos en la naturaleza. Y de esto viene la necesidad absoluta de ejecutar sus leyes.

Es interesante que en los niveles inanimado, vegetativo y animado todas las leyes de la naturaleza se ejecuten de forma natural. No hay errores. Si hubo un error, entonces sería una señal de que algo no estuvo bien. Una vez le hablé a un amigo veterinario sobre un gato que saltó sin éxito ante mis ojos, y se lesionó gravemente. Dijo que el gato estaba, sin lugar a dudas, enfermo. Un animal no comete errores, ya que obedece a sus instintos y sus cálculos son siempre correctos porque las leyes de la naturaleza trabajan y nada más.

El hombre, por el contrario, puede cometer errores con el fin de completarse así mismo en conciencia y reconocimiento, hasta llegar a ser similar a la naturaleza. Y esto también incluye el pequeño volumen de naturaleza de nuestro mundo, para que seamos capaces de avanzar y comprender que no es sólo esta esfera interior la que necesitamos, sino que necesitamos también completarla hasta el nivel de la esfera externa, el mundo superior donde están las leyes de la providencia y su manejo.

Tenemos que llevarlas a cabo y a través de ellas manejar la totalidad de la realidad. Cuando las incluyamos dentro de nosotros, “pasaremos hacia el lado del Creador”, y luego manejaremos el mundo con el atributo de otorgamiento.

“Conocer” estas leyes, no es simplemente saber de su existencia sin ejecutarlas activamente. “Conocimiento” en este caso significa la adhesión que abarcando tanto el sentido interno como la razón, cuando tú inviertes para ser uno con éstas leyes, éstas operan en ti exactamente igual que en el mundo animal del animado. Esto es llamado adhesión.

Por lo tanto, debemos unirnos con el mundo entero de acuerdo con la ley del amor por los demás. El concepto “otros” incluye el inanimado, vegetativo y animado en la naturaleza, los niveles que se encuentran más abajo del hombre. Después de eso, uno tiene que amar al Creador. Esto significa fundirse en uno con todas estas leyes, con todos estos atributos. Y entonces, no hay duda que no habrá error.

Cuando las realicen como son, en alma y corazón, alcanzarán el Gmar Tikkun (final de la corrección).

Por lo tanto, sólo para los seres humanos existe la posibilidad de cometer errores y corregir errores. Sólo de esta manera se desarrollan. A través de esto, completan su existencia bestial por la vía de la naturaleza, o en otras palabras, por la vía del Creador, y adquieren la equivalencia con El.

(64781 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá de 23 de Diciembre del 2011, “La Paz”)

Material Relacionado:

Corrección: el comienzo de la etapa final
Examinando la corrección del sendero
El mundo está gobernado por aquellos que tienen el poder de crear dinero

Siempre es más oscuro antes del amanecer

Existen diferentes materiales, por ejemplo la pasta, el barro o el mármol, y son lo que nosotros hagamos de ellos. En “Safra Detzniuta” existe el ejemplo de un agricultor que llega a la ciudad y se sorprende al ver en el mercado bizcochos, pretzels, galletas y otros productos horneados, fabricados de la misma harina que él produce.

Según la evolución, el contacto con la Luz Superior manifiesta muchas formas diferentes, pero el material que contienen estas formas se mantiene igual, y es el deseo de recibir. Así que nunca hay ninguna restricción sobre el deseo propio. No hacemos nada en absoluto con eso; nuestras acciones son únicamente con respecto a las formas.

Ahora nuestro deseo tiene una forma egoísta que está dirigida hacia el objetivo de la creación. Así que tenemos que restringir esta forma, pero no el deseo. Sólo de esta manera recibiremos una nueva forma correcta y seremos capaces de utilizarla como nos plazca.

Otro problema es que tenemos que estar de acuerdo con el hecho de que recibimos formas malas y corruptas. Está escrito, “el corazón de un hombre es malo desde su juventud”. El Creador por su parte, creó la inclinación al mal, y tenemos que demandar que podamos avanzar hacia la bondad.

Por lo tanto tenemos que demostrar mucha moderación, ser tolerantes hacia todas las formas a través de las cuales se realiza la corrección. Algunas formas son incluso peores que las anteriores, pero eso no significa nada.

La impaciencia, los arrebatos, los sentimientos negativos, el odio, pueden revelar cosas que nunca habíamos encontrado antes en nuestro camino hacia la meta. Baal HaSulam nos da el ejemplo de un fruto, que a medida que madura pasa por etapas que son opuestas a su forma definitiva. Se vuelve más ácido, más amargo, menos atractivo y sólo en la última etapa empieza a tomar su forma definitiva. Un mes antes de su maduración puede ser venenoso. Es como cuando la oscuridad se vuelve más intensa antes del amanecer.

Así que tenemos que ser muy pacientes con las formas intermedias; sirven para el desarrollo, aunque parezcan terribles. Apreciamos a la persona por sus esfuerzos, ya sea que hace o no todo lo que puede. El punto principal es que no deberíamos ser dañinos ni críticos, por lo demás podemos esperar.

Todos nuestros estudios, todos nuestros avances, toda la comprensión y el sentimiento no aparecen en los materiales, sino en sus formas. Esto es lo que estudiamos todo el tiempo. El deseo es irrelevante. Miro las formas y las diferencias entre ellas.

Estas formas nos llegan desde el Creador, desde la Luz, pero pueden aparecer en nosotros como positivas o negativas. Estamos entre dos formas contrastantes: el ángel de la vida y el ángel de la muerte. Estos dos ángeles son las primeras nueve Sefirot, y el material de nuestro deseo es Maljut. Recibimos las formas positivas de ellos en nuestro deseo y las negativas por necesidad y así avanzamos.

Una no puede existir sin la otra. Cada forma debe incluir las dos fuerzas que operan en la materia neutral del deseo de recibir, lo que significa que los dos opuestos cambian e influyen en los datos.

El deseo fue creado como “algo de la nada”, y estudiamos todo lo que está en él, todo pasa por el principio de la educación formal, de conocer las formas que vienen del Creador, de la Luz. Nunca estudiamos y exploramos la Luz en sí misma, sino las formas de la Luz sobre el material, el deseo; igual que no sentimos la electricidad, sino lo que trae consigo, que puede ser medido y estudiado.

Finalmente, nunca entendemos el fenómeno en sí mismo, y no sabemos qué es el deseo de recibir en sí mismo. Sólo entendemos sus reacciones a la Luz y así aprendemos acerca de la influencia de la Luz en el deseo, cuando deducimos uno del otro.

(64678 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 29 de Diciembre del 2011, “La Libertad”)

Material Relacionado:

El amanecer de un nuevo mundo
El significado espiritual de luz y oscuridad
“Déjame ir, pues ya ha amanecido”

¿No somos esclavos?

Pregunta: La idea del auto llenado no es lo suficientemente prominente en nuestro mensaje. Cuando la persona escucha acerca de la conexión, tiene miedo de perder su “yo”…

Respuesta: Por el contrario, hoy la persona esta esclavizada al destructivo entorno moderno y en este contexto, nosotros ofrecemos cosas muy sensibles: Trabajemos de acuerdo a la habilidad de cada individuo y proveamos a cada persona lo necesario para suplir las necesidades básicas normales. Entonces nosotros no tendremos que gastar nuestros recursos en guerras, conflictos, y créditos inflados. Además, finalmente tenemos algo de tiempo libre.

Es cierto que existe un problema aquí: ¿Qué vamos a hacer con el tiempo restante que de repente tenemos? ¿Cómo nos satisfaremos a nosotros mismos?

Pero, un momento, ¿Cómo nos satisfacemos exactamente hoy a nosotros mismos? ¿En el trabajo donde nosotros trabajamos como esclavos diez horas del día para el patrón? Por el contrario, cuando la persona tiene tiempo libre, será capaz de alcanzar finalmente la auto realización y de llenar al humano que hay en ella.

Hoy, debido a los hábitos distorsionados que hemos adquirido, no sabemos qué hacer con nuestro tiempo libre. Nosotros simplemente estamos programados como robots: Después de trabajar por tantas horas sentados enfrente de la computadora, volvemos a casa y nos sentamos…enfrente de otra computadora. Vemos como sutilmente la sociedad ha implantado el programa de esclavitud en nosotros. Yo cómo lo que todos comen, duermo cuando todos duermen, hago todo lo que los demás hacen, y esta es mi “vida libre”.

¿Crees que no hay vida sin el llenado de los deseos egoístas? ¿Cómo puedes levantarte por la mañana y no perseguir otra porción de placer?

Pero, ¿Quién te dijo que no serías capaz de hacer esto en la nueva sociedad? Corre, haz lo que sientas, pero no uses tu ego.

En el momento en que entendemos que el ego es destructivo y que nos lleva a la ruina, a una colisión con la naturaleza, ¿Qué nos quedara? Sólo tendremos que equilibrar esto.

Hoy esto arde en ti de la forma incorrecta. Te levantas en la mañana y piensas cómo “arreglarás” hoy a los demás, como vas a usar los en tu favor. Pero puedes usar tu deseo de manera diferente, sin lastimar a nadie. Si tú no intentas lastimar a nadie, si tú piensas positivamente, ya no es egoísmo en su forma presente.

Aquí llegamos al punto de vista comunista. La Unión Soviética le dio al comunismo un mal nombre; ellos lo usaron para cubrir su intento fallido de construir una nueva sociedad. Aun, el comunismo en su verdadero significado es la mejor y más avanzada estructura social.

“Pero, ¿Qué voy a hacer con mi libertad comunista” te preguntas? “¿Qué hare con diez horas al día?” Con esto ya admitiste que ahora eres un esclavo. Después de todo, solo un esclavo no sabe qué hacer si su amo no le dice nada.

 Nosotros actualmente queremos tener todo este tiempo libre, para que puedas ser capaz de crear la forma humana en ti. Y estas diciendo: “¡No quiero! ¿Que es esta auto gratificación? Yo entiendo si tú me dices que corra al trabajo en la mañana” y así pasa el carrusel del trabajo por días y noches enfrente de la pantalla, hasta que la vida se acaba. Esto esta entendido. Has sido usado en esta esclavitud.

Pero una sociedad libre, intencionalmente te deja tiempo libre y te dice: pasan Dale a tu cuerpo todo lo que necesita y más allá de eso, construye al humano en ti”.

El término “humano” es amor por los otros, y tú no quieres elevar esto en ti. Durante todo el tiempo que pudiste dedicarte a esto, estabas ocupado destruyendo el mundo. Después de todo, más allá de las necesidades básicas, la mayoría de los recursos han sido gastados en municiones y otros “juguetes” destructivos.

Marx, el fundador del comunismo, entendió esto. Fue un verdadero estudioso, un economista y tenía un profundo entendimiento del sistema. Nosotros, desafortunadamente, no lo entendimos. Finalmente, sin embargo, aun el mal ejemplo de la Unión Soviética nos ayudo a reconocer lo bueno en esto. La gente está comenzando a entender ahora, que toda la historia de la “victoria del capitalismo” no es tan simple.

(65081 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 2 de Enero del 2012, “La Libertad”)

Material Relacionado:

La esclavitud egipcia tan grande como el universo
La esclavitud de egipto significa que no tienes derecho a otorgar
Un vuelo hacia la libertad en un globo aerostático

¿Conectar dos opuestos? Sólo en la espiritualidad

Baal HaSulam, “La Libertad“: “Es necesario determinar, además, que distinguimos dos fuerzas en esta fuerza llamada “deseo de recibir”: 1. La fuerza de atracción. 2. La fuerza de rechazo”.

Estas dos fuerzas están siempre combinadas en nosotros y no actúan de forma independiente. Es más, toda la esencia, todos los atributos en todas las criaturas, en cada nivel de los mundos espirituales y corporales, eventualmente dependen de la combinación y adaptabilidad de la fuerza de rechazo y la fuerza de atracción.

En nuestro mundo, vemos que la cooperación entre las partículas del átomo determina el estado de la materia y el tipo de materia: gases, líquidos, metales, rocas, minerales, etc. Las relaciones mutuas entre las personas también son evaluadas por la combinación de estas dos fuerzas: del odio y del rechazo, del amor y la conexión. Es lo mismo con respecto a nuestras relaciones mutuas con el Creador.

Nosotros alcanzamos la perfección cuando descubrimos nuestra fuerza de rechazo y por encima de ella toda la fuerza de atracción. En otras palabras, cuando trabajamos por la línea media, utilizamos estas dos fuerzas, hasta que alcancemos la unidad ideal entre ellas. Todos los demás factores nos sirven y nos ayudan en las fases intermedias.

Por lo que la persona se convierte en un hombre cuando puede utilizar estas dos fuerzas opuestas, la atracción y el rechazo, como un todo. Ella las combina en la línea media.

En nuestro mundo esto es imposible. Es más, aquí ambas actúan del lado egoísta. En el mundo espiritual, sin embargo, realmente son contrarias, una para la conexión y la otra está en contra de ella.

La sabiduría de la Cabalá habla de la unidad espiritual de estas dos fuerzas: como utilizar ambas de manera eficiente y llegar a resultados positivos, mientras que ninguna neutralice a la otra o “tire de la manta” para su lado, como ocurre en nuestro mundo.

Por ejemplo, la fricción y el peso de la materia inhibe la rotación de las ruedas de un coche, por lo que se mucha necesita energía para seguir adelante. Si la fuerza de atracción es más fuerte que la fuerza que lo frena, el auto se mueve hacia adelante, y si no, se queda quieto. Así, el resultado siempre depende del cálculo: cuánto más fuerte es una fuerza en comparación con la otra.

En la espiritualidad en realidad ellas se conectan: la dureza del Masaj (pantalla) y la aspereza del deseo operan como uno solo. Crean el Zivug de Haka’a entre ellas, lo que significa que se lleva a cabo la primera acción de Haka’a y entonces la conexión se realiza. La vasija llega a su realización espiritual de acuerdo al nivel de la conexión y adquiere la forma espiritual. Sólo así es posible alcanzar el resultado correcto. Esto depende de la materia interna del deseo, que rechaza, y en que su forma externa  nos atrae hacia adelante.

(64960 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1 de Enero del 2012, “La Libertad”)

Material Relacionado:

El grupo: una estructura y una conexión
Momentos de cabalá- “conexión”
El punto central de conexión

El “libre albedrío” involuntario

Pregunta: ¿Qué es el “libre albedrío“?

Respuesta: En este mundo el hombre no tiene libre albedrío. Él aparece en este mundo en un estado dado y desarrolla sus inclinaciones originales, las cuales no ha escogido, bajo la influencia del entorno. Ni sus parámetros internos individuales, ni los parámetros exteriores que influyen a él son escogidos por él y por lo tanto no tiene libre albedrío.

Solo tenemos el libre albedrío para elegir el entorno para que este me haga tal como yo quisiera ser. Según la persona que quiero ser elijo el entorno.

Pero aquí también existe un problema: ¿Sobre qué bases creo yo que este es el entorno que me conviene y no otro? Por lo general tenemos muchas revelaciones internas para que “maduremos” y entendamos que necesitamos realmente. Esta revelación es sensorial, a través del corazón: donde realmente esta mi libre albedrío. Esto no es fácil. Pero cada uno de nosotros debe lograr este estado.

(64698 – De una “charla sobre educación integral” del 12 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

¿Cómo podemos encontrar nuestro punto de libertad?
¿Dónde está nuestra libertad?
Coloca tu deseo bajo la luz

Los deseos que no yo elijo

Pregunta: ¿Qué tan amplio y detallado deberá ser el curso básico sobre “La evolución como el desarrollo del egoísmo“?

Respuesta: Debería ser lo más amplio y detallado posible ya que todos los otros cursos se derivan de este y serán partes del curso principal.

Después de esto seguirá un curso sobre el libre albedrío: ¿existe, de que se trata realmente? Este curso es muy amplio y contiene muchos temas. No solo nos limitamos a estudiar si el libre albedrío existe o no y cómo y dónde puede ser realizado, sino que además, en que elementos de la naturaleza existe precisamente, ¿Lo tiene el ser humano?, ¿en qué nivel de desarrollo?, ¿cómo saber la diferencia entre el libre albedrío y su ausencia?, y así sucesivamente.

Después de todo, no sabemos de dónde surgen nuestros deseos. Me parece que son míos, pero en realidad vienen de afuera. ¿De dónde? ¿Por qué? Los deseos surgen dentro de mí bajo la influencia de la sociedad que me rodea: veo la televisión y de repente empiezo a desear lo que se me muestra, y esto lo percibo como mi propio deseo, de manera inconscientemente. Al día siguiente, yo deseo adquirir lo que vi ayer en la televisión, y creo que estoy realizando mi propio deseo. Todos sabemos que así es como compramos y cómo nos venden las cosas.

Todo esto debe ser explicado debido a que está ligado a la toma de decisiones, a la conciencia acerca de dónde cae mi libertad de elección, y si puedo ser libre de todas las ideas y los valores que me son impuestos, que en verdad, no son ni valores ni ideas, sino simplemente negocios.

Todos los temas que desarrollamos y enseñamos le ofrecen a la persona un vasto campo de actividad, y es por eso que la información tiene que ser transmitida con una gran cantidad de ejemplos y discusiones. A veces, cuando tu solo ofreces el material a la persona desde el atril y hacia su cabeza, él no lo absorbe. Sin embargo, a través de algunas explicaciones, juegos y situaciones, el comienza a entender acerca de lo que les estabas hablando.

(64701 – De una “charla sobre educación integral” del 12 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

Coloca tu deseo bajo la luz
¿La realidad o un caos de deseos?
El poder de la luz nos ayuda a vencer nuestro deseo egoísta

El comienzo de la iluminación

Pregunta: Sé por experiencia que una persona está preparada para estudiar si usted le explica porqué aquello es necesario. Entonces ¿Por qué él necesita un curso acerca de la evolución del egoísmo?

Respuesta: De este curso él aprenderá no sólo el principio, sino también el final de toda esta cadena. Él sentirá que existe dentro de esta. Mirará a dónde se dirige todo esto. Con  base en eso podrá tomar decisiones correctas considerando todos sus estados personales.

Comentario: Digamos que yo aprendo cómo se formaron los planetas. ¿Cómo se relaciona esto con mi vida?

Respuesta: Esta es una parte de la visión general del mundo que eleva ligeramente a la persona por encima de su parte animal. Cuando él regresa a ver unos pocos billones de años atrás, y cuando mira hacia adelante unos diez o tal vez incluso cientos de años adelante, empieza a ver de manera práctica este eje infinito de tiempo dentro del cual él existe en este momento, un elemento pequeño, débil y dependiente. Y de aquí surge en él una pregunta: ¿Quién soy?

Cuando mira su lamentable condición hacia este eje, será posible que empiece a elevarse por encima de este dentro de un nuevo estado donde él sentirá: “Todo esto está por debajo de mí, puedo tener el control de todo esto, en realidad estoy en un nivel más elevado y puedo salir de las barreras del tiempo, espacio e historia”. Este es el comienzo de aquella iluminación que aparecerá dentro de él.

(64704 – De una “charla sobre educación integral” del 12 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

La pantalla es un cálculo para el trabajo con el deseo
Un mundo estructurado a petición mía
Mis recursos espirituales

La causa, el destino, y la consecuencia

Pregunta: ¿Es posible dar a la noción de la religión una definición moderna? Después de todo, hoy en día el fútbol y el baloncesto cautivan a las personas de la misma manera.

Respuesta: No, después de todo eso no es realmente la religión. La “religión” es algo que responde a mis preguntas sobre el significado de la vida, acerca de la recompensa y el castigo.

Supongamos que yo vivo una vida normal de setenta años desde el nacimiento hasta la muerte. Además de eso, me hago preguntas acerca de la causa y el resultado de mi vida, acerca de mi destino. En otras palabras, deseo alcanzar aquello que existe por encima de mí, algo que no puede ser revelado a través de sensaciones regulares.

El fútbol responde a estas preguntas. Sólo me permite llenar mis setenta años de existencia con algo, junto con otros placeres por comida, sexo, familia, dinero, respeto y conocimiento. Sin embargo, deseo elevarme por encima de estas cosas.

Yo entiendo que ellos son evocados para confundirme y “ensordecerme”. No quiero meterme más profundamente en este fango de lo que mis necesidades vitales requieren. No importa qué, yo sólo uso la comida, el sexo, la familia, el dinero, el respeto, el conocimiento, la envidia, y las pasiones con el fin de revelar la esencia.

Este es el tipo de actitud que yo debo desarrollar ante la vida. Lo que debería ser importante para mí son la causa, el destino, y la consecuencia, no lo que hay por debajo de ellos.

Naturalmente, hoy nos llenamos con los placeres corporales en ese segmento entre el nacimiento y la muerte. ¿Esta es la razón por la cual los medios de comunicación moldean la opinión social, a pesar de lo que son en esencia? ¿Qué entienden ellos? Vemos los resultados de sus acciones con nuestros propios ojos. Sin embargo, al público no le importa quién da forma a su opinión. Deje que el futbol lo haga.

Sin embargo, al menos este es el menor de los males. Los medios de comunicación aplacan a las masas y les dan de comer productos sustitutos. Por ejemplo, el Internet es un sedante real con un montón de beneficios. Las personas pueden perder la cabeza sin que haya peligro, al no ser capaces de aplicarlos ellos mismos. La persona aporrea el teclado chateando con sus amigos virtuales, y busca cosas sin sentido en la red, mientras que el reloj no deja de correr, y la muerte se acerca. Imagínense lo que haríamos hoy sin Internet.

Sin embargo, cuando la persona alcanza el nivel de preguntas sobre el significado de la vida, empieza a investigar el para qué de la vida. Quiere saber ¿por qué comenzó a investigar?, ¿por qué está viviendo?, ¿por qué se le dio una oportunidad para un análisis?, ¿quien estableció esto, y como será el resultado? La persona no busca sólo por curiosidad; sino que está buscando un propósito. Todo esto cae bajo el concepto de “religión”.

Esta no se refiere a la filosofía o a las fantasías, sino a la evaluación más alta de nuestras vidas, una evaluación que se lleva a cabo en vasijas que se encuentran por encima de nuestro cuerpo. Son estas vasijas las que tenemos que desarrollar, nuevas vasijas en las que es realmente posible estudiar la causa, el destino, y la consecuencia.

Todo esto está programado en mí desde el principio. A mi sólo se me ha dado una pequeña chispa que yo hago saltar para abrirme. ¿Cómo puedo hacer eso? Yo lo hago a través de un entorno único, el grupo, que me arrastra hacia arriba a partir de este mundo con su influencia.

Cuando estoy entre mis amigos, yo poco a poco agrando nuevas vasijas en mi interior que son diferentes a cualquier cosa que yo haya experimentado en nuestro mundo. Estas no están en contra de esto, el mundo se queda como estaba. Mi cuerpo animal, con sus cinco sentidos, no cambia.

Al mismo tiempo, yo me desarrollo en un entorno espiritual y manifiesto cinco nuevos sentidos junto con mis amigos. Ellos son llamados KHB-ZON en el lenguaje de la Cabalá. Descubro la “religión” en ellos: la fuerza superior como el origen, su programa, y el propósito de este programa.

(61642 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de Noviembre del 2011, “La esencia de la religión y su propósito”)

Material Relacionado:

¿Cúal es mi destino?
Si desea cambiar su destino, cambie su deseo, no su nombre
Sólo la luz superior puede cambiar nuestro destino

Un hombre no se rinde

La Cabalá responde la pregunta acerca del significado de la vida. En realidad, esta pregunta es muy importante. Es así porque en mi búsqueda de una respuesta a esta pregunta, me examino principalmente a mí mismo ¿Tengo la actitud correcta hacia la vida en todo lo que hago?

Tengo el deseo por placer que me obliga a crear una familia, a tener hijos, y a cuidar de ellos, de mi trabajo, de mi futuro, de mis padres, de mi entorno más cercano, de mi ciudad, de mi país, e incluso tal vez del mundo entero. Y todo esto es sólo para que yo sufra menos.

De esta manera, al final, sólo soy dirigido por diferentes grados de sufrimiento. En el mejor de los casos, soy manejado por la forma en la que puedo beneficiarme de ello. Sin embargo, ¿Qué pasaría si debo elevarme por encima de esto? ¿Si dejara de depender del sufrimiento y del placer y me volviera objetivo, como un Hombre con H mayúscula? Tal vez entonces me liberaría de esos lazos. Después de todo, nada me impulsa a formar una familia excepto los instintos animales, y los instintos sociales me hacen seguir las leyes sociales ¿Qué haría si no estuviera manejado por el sufrimiento y el placer?

Hoy, soy similar a un animal que está siendo dirigido en cada paso del camino, estimulado y forzado a frenar con las dos riendas de dolor y dulzura. Soy como un muñeco, una marioneta, un frágil mecanismo que carece de la oportunidad de hacer algo por su cuenta, incluso un diminuto fragmento en su camino.

¿Entonces puedo tomar el control de esas dos riendas? Si no, ¿puedo al menos analizar la situación, entender qué está sucediendo y con qué propósito? Por otra parte, ¿Debo siquiera realizar esfuerzos por elevarme? Tal vez sería mejor cerrar mis ojos y sumergirme en prácticas religiosas u otro tipo de prácticas. Tal vez si me desconecto de la esencia eso me dará paz por el resto de mi vida.

Aquí es donde se manifiesta la persona que no se rinde y rechaza lo que más le importa. Sin importar el placer, el sufrimiento, la vergüenza, el orgullo, y otros métodos que lo dirigen y controlan en la vida, aun así él busca su independencia. “Que suceda lo que debe suceder, pero yo encontraré la esencia. Aquí es donde me siento como una persona. No hay otra manera”. Abraham buscó personas así en la antigua Babilonia, y encontró varios cientos.

Este es el criterio que le ayuda a la humanidad a determinar el nivel al que llega su elemento animal y el nivel en el que está listo para convertirse en Hombre.

¿Somos capaces de acelerar el desarrollo humano a través de la diseminación y educación para que llegue más rápidamente a esas preguntas fundamentales? En esencia, en nuestros días, esto significa el trabajo “social”.

(61645 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de Noviembre del 2011, “La esencia de la religión y su propósito”)

Material Relacionado:

Un hombre justo es el fundamento del mundo
No hay nada más valioso que un corazón roto
Un hombre sabio mira a la distancia

La armonía que nosotros mismos creamos

Pregunta: ¿Qué mensaje deberíamos nosotros transmitir a la gente en un curso de economía racional?

Respuesta: Nosotros debemos retransmitirles estadísticas muy interesantes: la cantidad de recursos que la humanidad  debe gastar, el modo eficiente del uso de los recursos humanos y naturales, de la energía y así sucesivamente. En otras palabras nosotros le damos a la gente un curso de armonía con la naturaleza, en el que nosotros no tomamos nada innecesario de ella, como los animales.

Después de todo, en nuestras vidas normales nosotros no somos diferentes a los animales. ¿Entonces por qué deberíamos tomar de la naturaleza más de lo que necesitamos? Un animal excava un agujero por sí mismo, almacena comida, procrea instintivamente, cría la descendencia, mata a otras criaturas y las come, pero nunca se excede con respecto a sus necesidades. Y nosotros debemos actuar de la misma manera.

Todo debe funcionar solamente en armonía con la naturaleza. La única diferencia es que en nuestro caso esta armonía debe ser algo que nosotros alcancemos conscientemente, a diferencia de la armonía en los niveles inanimado, vegetativo y animado que se mantiene instintivamente. Debemos crear nosotros mismos la armonía.

(64970 – De una “charla sobre educación integral” del 12 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

La solución a la crisis consiste en elevarnos por encima del ego
Todos están a favor de la unificación, ¿pero cómo puede realizarse?
Un curso de educación armoniosa