Alégrate en el trabajo doblemente de arduo

Existe una regla: “si tú Me dejas un día yo te dejare por dos”. Esto es similar a la regla de ” revelar una porción y ocultar dos”… esto es una condición preliminar para la creación de la vasija.

A la persona se le da intencionalmente la opción de fallar, la cual es llamada “si tú Me dejas un día”, y entonces ella tiene que trabajar para corregirse por dos días. Esto significa que ella deja el nivel en el que estaba, de caídas y pecados. Pero ella cae en un nivel aun más bajo. No menos uno (-1), sino menos dos (-2), y tiene que ascender al segundo nivel, al nivel de más dos (+2).

Cuando finalmente llega a +2, ella cae en -3, y entonces tiene que elevarse al +3. Progresamos de esta manera; todas estas acciones benefician nuestro avance. Cuando nos caemos, tenemos que trabajar el doble de fuerte.

Lo principal es no perder la persistencia, no quedarte quieto, porque puedes ver que no estás obteniendo ninguna recompensa. Cada vez necesitamos encontrar una gran recompensa que esté más y más distante de la vida corporal. Debemos aprender a medir la recompensa en relación al bien común: en qué medida puedo yo trabajar y los demás recibir.

Tengo que esforzarme para que la Luz que reforma me acerque a esta actitud en la que yo recibo más y más llenado para trabajar por el beneficio de los demás y no por el mío propio. Así es como se mide mi avance.

(66837 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 18 de Enero del 2012, Shamati # 108)

Material Relacionado:

Trabajando en círculos
Despierta por lo menos la mitad del camino
¿Me pruebo a mi mismo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta