“Amor” en venta

Pregunta: En los países occidentales, la publicidad en todos los lugares en su mayoría, usa a las mujeres en un contexto sexual más o menos obvio ¿Por qué los hombres de la época moderna consideran a la mujer como un objeto sexual?

Respuesta: Eso es porque en el transcurso de los años, nuestra inclinación al mal (deseo egoísta) ha llegado a dimensiones tremendas. No lo hemos corregido y aún permanece en el nivel animal. La atracción sexual es el llamado el menos complicado y natural, el cual es fácil de implementar. Prácticamente todo gira alrededor de ello; es muy fácil crear toda una “industria del amor” compuesta de películas, TV, música, etc.

Nunca en el pasado fue construido tal ideal de “amor”. No importa como percibimos los viejos tiempos, las personas solían ser más directas y simples. Un hombre se casaba con una mujer “adecuada” de su vecindario y creaba una familia sin involucrar esos “elevados asuntos”. La glorificación masiva del “amor” fue lanzada hace cerca de 150 años; antes, no existió jamás un “culto” asociado con ello.

Esta noción de culto del amor no surgió por azar, después de todo, un hombre debe ser algo para disfrutar ¿Cómo podían satisfacerse? ¿Qué cosa buena podían encontrar en la vida? Así es como fue creada una industria de “amor al por mayor”. Usa un placer simple, poderoso,  y a precio razonable, el cual, a diferencia de otros, casi no requiere inversión. Hoy en día, se abusa de su uso en el Internet y la TV sin ninguna restricción.

Más aun, alimentamos por la fuerza a nuestros hijos con los efectos colaterales de la “revolución sexual”. Con la ayuda de los medios, la sociedad abruma a los niños con estereotipos de adultos que son antinaturales para la joven generación. En conjunto con las hormonas que los niños ingieren en la comida, violamos un proceso natural de crecimiento y literalmente forzamos a los niños a “mutar”. Esta es sólo una faceta de la crisis general.

Nos consideramos una sociedad racional inteligente con ciertos principios y una experiencia considerable; si es así, ¿Cómo podemos permitir que sucedan esas cosas? En el pasado, los padres se esforzaban por proteger a sus hijos de las malas influencias; les daban lo mejor que podían y cultivaban en sus hijos altos valores espirituales ¿Qué hacemos con nuestros hijos ahora? ¿Por qué permitimos que los medios masivos contemporáneos llenos de crueldad, cinismo, y suciedad, interfieran en las vidas de nuestros hijos?

¿Por qué toleramos la vulgaridad al consentirla silenciosamente?

Un niño va a la escuela, ve TV, y navega por Internet. El entorno lo esculpe de manera que se vuelve similar a este ¿Porqué al menos no nos preocupamos por esto? ¿Tenemos algo más precioso que nuestros hijos?

No podemos encerrarlos en cuatro paredes; entonces los canales que derraman veneno en los oídos de nuestros hijos deben ser cerrados. Cuidemos al menos de nuestra descendencia, dado que ya hemos fallado con los adultos. Debemos hacer responsable a la sociedad por el contenido que está siendo ofrecido a las nuevas generaciones. No se les deben imponer cosas innecesarias.

Volviendo al tópico de las mujeres, no debemos obligar a las niñas a pensar que nacieron para seducir a los hombres y entonces tienen que actuar de acuerdo a ello. Al hacerlo, aumentamos la prostitución y creamos estándares inadecuados para las relaciones entre géneros, sólo porque alguien gana dinero con ello. De una manera u otra todo gira en torno al dinero.

Mientras sigamos permitiendo que los medios “eduquen” a las personas a las que en su lugar distorsionan, no podemos esperar nada positivo de ellos. Al mismo tiempo, la situación puede mejor sólo con la ayuda de los medios masivos, pero debemos poner su actividad bajo control.

La sociedad debe ser llamada al orden; entre otras cosas, esto significa que los medios deben ser regulados. No estamos hablando de libertad de expresión, sino acerca de la libertad de la atracción animal. Los medios deben ser organizados de forma diferente y continuar trabajando por el beneficio público en lugar de dejar que las agencias de publicidad y sus afiliados ganen más dinero.

Tenemos que empezar con la educación masiva; de otra manera no hay con quien hablar. Las personas ya han sido “moldeadas” y perciben el estado actual de las cosas como la única posibilidad.

Por lo tanto, los padres transmiten prioridades muy vagas; observan indiferentes como sus hijos se degradan.

Si una persona en particular, alguien mayor o un adulto estuviera dañando a mi hijo, haría cualquier cosa que estuviera en mi poder para detener todo contacto entre ellos. Pero de alguna manera no actuamos contra los medios. Por el contrario, conscientemente les permitimos entrar en nuestra casa y estamos de acuerdo con lo que hacen. Lo mismo se aplica a las escuelas.

Las personas simplemente se rindieron. Preferimos mantener nuestro buen humor sometiéndonos a la situación y pensar que todo está bien. Nuestro principal problema es que estamos completamente (no parcialmente) consolados.

Alterar el entorno nos traerá alivio. Pero primero tenemos que limpiar un poco. Por ahora, mientras estemos reducidos por nuestra indiferencia el tiempo pasa….

(De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 28 de Diciembre del 2011, “La Libertad”)

Material Relacionado:

Ascendiendo por los niveles del amor
Si la industria porno lo resiente, entonces se trata de una crisis
Preguntas acerca de la pornografía y la salud

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: