Aún no comienza a disfrutar, pero ha comenzado a vivir

Pregunta: ¿Cómo puedo yo, como órgano individual del alma general, sentir el daño que le estoy causando a todo el cuerpo con mi corrupción? ¿Cómo puedo sentir los sufrimientos del alma general?

Respuesta: Lo sentirás según la cantidad en la que sientas el dolor del alma general. Tú debes sentir el daño; tratar de estar incorporado en la sociedad y conectarte con ella. Entonces sentirás a causa de qué sufre, su enfermedad, y te atribuirás todo este daño a ti mismo.

La sensación de cooperación es todo el resultado de la conexión: tanto la alegría colectiva como el dolor colectivo, el compromiso hacia la sociedad y la libertad de esta. Todo depende de la persona, y de cuánto se esfuerza para alcanzar su estado y su sensación.

Se nos dice que uno debe sentir pena por el dolor de la Shejiná. Vemos cómo sufre la humanidad ¿Podemos ayudarla?

Los cabalistas dicen que el Creador quiere ser revelado en el interior de los seres creados, es decir, Él parece estar sufriendo porque otros sufren. Su sufrimiento es completamente diferente al de nosotros.

Imaginen una familia que tiene un hijo con cierto retraso mental ¿Cuánto sufre este niño? algunas veces ni siquiera siente que está enfermo ni que es diferente en forma alguna a los otros niños. Nosotros también estamos viviendo una vida pacífica por el momento, sin preocuparnos por nada. Pensamos que todo está bien, y nos sorprende cuando nos hablan de una crisis y de varios problemas.

Las personas protestan: “¿Qué es todo ese escándalo y qué son esas afirmaciones de que las personas están sufriendo? Nadie sufre; todo está bien ¡No nos molestes y déjanos disfrutar de la vida!” Pero este tipo de vida es como la vida de un niño con un impedimento que no está consciente de su condición. Juega con algo y está feliz. Para otros su condición es físicamente obvia, pero el niño es feliz, él no sufre. Los que lo rodean si sufren.

Esto es así porque ellos saben cuál es su condición, cuán enfermo está el niño, y cuánta carencia hay en su vida. Todo aquel que lo ve sufre. Este es “el dolor de la Shejiná“, que nos ve como ese niño con retraso.

Pero si él comienza a perfeccionarse, a mejorar, a entender y a sentir más, entonces al añadir conocimiento, añade dolor. Comienza a sentir problemas y presiones; ve que no todos quieren ser sus amigos. Al principio sentía todo el mundo como bueno y él estaba bien, vivía como en un sueño.

Ahora, mientras más despierta, más fuertemente siente los diferentes estados y su dependencia de otros. Sólo ahora entiende dónde está realmente. Resulta que todo este mundo está lleno de preocupaciones y problemas y tú tienes que convivir con las personas y cuidarte de diferentes peligros.

¡Pero los padres están felices! ¿Por qué están felices? Después de todo, el niño no es feliz. Es verdad, aún no es feliz ¡Pero está comenzando a vivir!

(67527 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de Enero del 2012, Shamati # 1)

Material Relacionado:

Sintamos el sufrimiento del mundo entero
Preguntas sobre el grupo, el sufrimiento y la crisis
Déjenlos que se vuelvan más sabios

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta