Busca en la raíz

Baal HaSulam, “La Libertad”: Por lo tanto, debemos entender que en cada cosa que surge en el mundo hay cuatro factores en los que desde los cuatro juntos se origina aquello que surge. Estos son llamados:

A. La fuente;

B. La conducta inmutable de causa y efecto, relacionada con los atributos propios de la fuente;

C. Sus conductas internas de causa y efecto, que cambian a través del contacto con las fuerzas externas;

D. Las conductas de causa y efecto de las cosas externas, que afectan desde el exterior.

La influencia repetitiva de estos cuatro factores y su interacción con los demás eventualmente se traduce en un “producto”, es decir en un ser humano o cualquier otro tipo de ser. “No hay nada nuevo bajo el sol”. Cualquier cosa que observamos se ha despojado de su forma original que creció bajo la influencia de los cuatro factores antes mencionados.

¿Por qué es tan importante saber acerca de ellos? Porque no vamos a identificar con qué estamos tratando si no tenemos una comprensión de estos. ¿Quién soy yo? ¿Qué veo? ¿Que influye en mí? No entiendo nada acerca de mis pensamientos, deseos o acciones.

La simple pregunta “¿qué es esto?” Me obliga a considerar los cuatro factores que crearon el objeto que estoy estudiando. Después de haberlos estudiado, yo obtengo el conocimiento del objeto, ya sea este un fenómeno o una propiedad, algo activo o subordinado, algo espiritual o corporal. … Mi percepción original de la realidad está construida de tal manera que las cosas que no pasan por los cuatro factores no existe para mí. Yo soy incapaz de conocerlas.

Todo lo que veo ya ha pasado por un proceso de desarrollo determinado, y como consecuencia, se revela en mí. Al preguntar “¿qué es?”, Yo de hecho cuestiono el origen del objeto. Por lo tanto, siempre existen los cuatro factores que yacen entre la fuente del objeto y mi percepción de ella. Sin ellos, soy incapaz de reconocer objetos y fenómenos. La pregunta sobre la esencia de cualquier objeto es una investigación sobre la diferencia entre su etapa anterior, en la que este fenómeno aún no era conocido para mí y mi sensación actual de este.

En este caso, ¿podemos llamar a cada etapa anterior “la fuente”? ¿Qué es? ¿Existe una condición primaria llamada fuente primaria (original)?

En la espiritualidad, en todo momento hay un principio (una raíz), seguido por el desarrollo en cuatro etapas y la finalización. Esta entidad representa un estándar de “unidad” en el cual la etapa de raíz es llamada “la fuente” que inicia todo el proceso.

Es una entidad que se ha despojado de su forma y tomado otra forma diferente de la original. Y esa entidad, que pierde su forma anterior, se define como “la fuente”. En ella se encuentra el potencial destinado a ser revelado y determinado al final de la formación de ese surgimiento. Por lo tanto, es considerado claramente como su causa principal.

La fuente contiene la fuerza potencial que más adelante se convierte en una acción y adquiere una forma definitiva en el último estado.

(63233 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/15/2011, “La Libertad”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta