Cómo abrir el Libro del Zóhar

Hay un concepto llamado “la apertura del Libro”. Abrir significa alcanzar sus profundidades, su esencia, llegar a conocer las fuerzas que se encuentran dentro del libro. Después de todo, un libro es la fuente de sabiduría, la fuente del conocimiento, y la revelación de lo que hay más allá de él. Un libro es un concepto que consta de tres componentes: el libro, el narrador, y la historia.

Entonces, ¿quién es el narrador, de qué se trata la historia, y quien la está contando? Está aquel que escribió el libro. Él lo escribió sobre la base de sus impresiones sobre algo. Aquello que por lo que fue impresionado, tiene la fuente, la fuente que creó esta imagen por la que él ha quedado impresionado y que él describe en el libro. Y allí se encuentra aquél que abre el libro, el llamado Libro de los Cielos, lo lee, y explica y te cuenta al respecto. Él puede decirte algo mediante la descripción en el libro. Y tú lees lo que él escribió.

También puede ser que tú no lo leas, pero ya entraste dentro de este autor, de este narrador, y tienes que identificarte con él. Si no te identificas con Rabí Shimon, tú nunca sabrás lo que está escrito en El Libro del Zóhar. Después de todo, este viene vestido en él.

Es por eso que hay dos elementos aquí (aunque existen muchos más en realidad ya que es el Creador quien lo “escribió”). Como mínimo, tenemos que vestirnos en Rabí Shimón. En la medida en que nosotros podamos identificarnos con él, respetarlo, llegar a él, y tratar de fusionarnos con él, empezamos a recibir las impresiones, a sentir y a alcanzar lo que él nos transmite en El Libro del Zóhar a través de varias sugerencias que pueden ser transmitidas en forma escrita.

Tenemos que llegar a tal estado que no seamos capaces de escuchar El Zóhar, sin el concepto llamado “Rabí Shimón”. También están incluidos en este concepto sus alumnos, ya que sus alumnos están incluidos en él.
La vasija espiritual de la que recibimos el impacto se llama “Rabí Shimón“. Este no es una persona, sino una especie de nube de cualidades, fuerzas y definiciones espirituales. Este sistema, en su conjunto, es denominado Rabí Shimón.

Yo estoy conectado con este sistema. Recibo el alimento de él, y por lo tanto es muy importante que yo me adhiera a él. Cuanto más me funda con él, con la sensación de que estoy en contacto con Rabí Shimon en particular, entonces, en consecuencia, percibiré más de lo que hay dentro de él. Además, no será una impresión externa de la lectura del texto del Zóhar, sino un alcance más interno.

El hecho de que nosotros separemos algo que me transmite a mí impresiones espirituales en varios componentes; el libro, el narrador y la historia, me ayuda a unirme a esta impresión; no me distancia de ella. Esta es una forma más de usar el concepto llamado “la apertura del Libro”.

(65069 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/2/12, El Zóhar)

Material relacionado:

¿Cómo leer el libro del Zohar?
La ciencia acerca de uno mismo
El Zohar: la narración de la unidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta