De salvaje a ser humano

Si el término “fuerza de la naturaleza” no está del todo claro, podemos explicar las etapas del desarrollo de la persona normal en busca de un bien real, con la evidencia empírica. Está claro para todos nosotros que una actitud positiva con los demás es buena, que la ausencia de la delincuencia es buena, y que la serenidad y la seguridad también son buenas. ¡Si nos ayudamos unos a otros y cada uno llega a tener lo que los otros tienen, esto será mejor que nuestra miserable vida presente! Todo el mundo estaría de acuerdo con esto.

¡Genial! Ahora reconozcamos el efecto del entorno sobre nosotros, puesto que este puede verse en cada paso dado en la vida. Cualquier grupo puede manipular a sus miembros a través de la persuasión. La persona puede ser obligada a pensar de una manera completamente opuesta si hay 20 o 30 personas a su alrededor que dicen que lo negro es blanco. Este es un hecho comprobado que no puede negarse.

Por lo tanto, si el entorno influye realmente en la persona, podemos crear un ambiente artificial en el que todos traten bien a los demás. Así nosotros obligaremos a que todos se comporten de esta manera, y a que cada transgresión sea contestada con una crítica amable al principio, y luego con una negación rígida.

No hay otra opción. Después de todo, queremos vivir con todo lo que un ser humano necesita: una casa, comida, familia, salud, pensiones, vacaciones, etc. Todo ello en las proporciones normales y no en forma de muchos ceros en nuestras cuentas bancarias, es decir, de acuerdo con las necesidades naturales de uno.

Si tú deseas esto, tienes la oportunidad de crear este ambiente en el que todos se preocupan por los demás. Y esto sólo sucederá al cambiar nuestra actitud hacia los otros. Además, incluso si nos tratamos bien unos a otros por desesperación, de manera artificial al aceptar el modo de comportamiento y actuar como si estuviéramos en un buen entorno, así adquiriríamos un hábito, el cual se convierte en nuestra segunda naturaleza. ¡Llegaríamos en realidad a ser de esta manera!

Hasta ahora éramos salvajes, dispuestos a tragarnos todo lo que nos rodeaba. Al unirnos a este juego, literalmente nos volvemos por dentro como un guante. Y entonces en el transcurso de algún tiempo, todos cambiarán de ser salvajes, a ser seres humanos.

Como resultado, nos volveremos una humanidad completamente nueva: revelaremos nuevas oportunidades. Al adquirir equilibrio con la naturaleza, yo comienzo a sentir, y entonces revelo nuevas habilidades en mí con ayuda de las cuales puedo crear mecanismos progresivos y voltear los mundos al revés, literalmente. Conozco todas las leyes de la naturaleza porque yo soy similar a la naturaleza.

¿Qué es lo irreal en esto? Juguemos y construyamos tales relaciones. ¡No tenemos otra opción! Todo depende de la educación, es decir, de la influencia del entorno. Somos gente suficientemente madura, con experiencia, e inteligente. Vemos un futuro amenazante y ofrecemos un consejo que carece de cualquier misticismo.

La humanidad no tiene ninguna posibilidad para escapar de este desarrollo, y estamos ofreciendo un remedio que previene la enfermedad. Todos los impactos negativos de la naturaleza son causados ​​por nuestra incongruencia con ella. Por lo tanto, cualquier golpe que yo experimento indica desequilibrio con la naturaleza. Por ejemplo, si hace frío, tengo que encender la calefacción o ponerme ropa abrigada, si hay mucho ruido, necesito instalar un sistema de reducción de ruido o cerrar mis oídos. En otras palabras, yo debo llevar a cabo alguna acción en respuesta a cada fenómeno.

(67618 – Del Kab.tv de “Una nueva vida”, episodio # 4 del 1/1/12)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: