Despilfarro

Pregunta: Israel se enfrenta a la pregunta de la educación preescolar gratuita, la cual requerirá recortes grandes en otras áreas. Una vez más nos enfrentamos a una elección entre una cosa y otra y siempre es una a expensas de las otras. ¿Cómo pueden ser resueltos este tipo de conflictos?

Respuesta: Nosotros no vemos las cosas correctamente. En realidad, hay tales excedentes que se podría construir otro estado de Israel, pero no los vemos. El punto aquí no es como ahorrar dinero, sino distinguir donde se malgastan nuestros recursos inútilmente y en vano.

En general, no debemos tocar el presupuesto y aumentar el déficit. Sólo tenemos que encontrar los miles de millones que se pierden, que no van a ninguna parte, y no ayudan a nadie. Todo se debe a la negligencia y al descuido, por el hecho de que no estamos preocupados por la situación en su conjunto. Cada uno considera y se ama a sí mismo y, como resultado, se está derrochando una gran riqueza.

No hay ningún secreto aquí. Obsérvate a ti mismo y cómo utilizas la electricidad en tu hogar y en otro lugar, cuan organizado y ahorrativo eres cuando se trata de tu propiedad, por la cual pagas mucho dinero, y cuan indiferente eres cuando gastas a costa de extraños. En el sitio del otro estamos contentos de derrochar, pero en casa estamos encantados de ahorrar. Así que si tratamos toda la economía nacional como si fuera la economía del hogar, encontraremos tales excesos que ni siquiera podemos imaginar.

Si de verdad chequeas las cosas en el Ministerio de Educación, encontrarás tales brechas dentro de las cuales no sólo algunos, sino un gran porcentaje de nuestros recursos están esfumándose. Tamiza todo lo que no sea para el beneficio de los estudiantes, sacude el sistema, y verás cuánto “caerá”.

En general, la actitud es que no tenemos que sacrificar una cosa por otra. Ningún aspecto de la vida debe ser privado con el fin de fortalecer otros. Si nuestra mayor preocupación es la preocupación mutua por el estado como por nuestra familia, entonces al cambiar nuestra actitud y como resultado de nuestro deseo de ser eficientes, nosotros descubriremos tan grandes excedentes que vamos a tener que pensar cómo gastarlos.

Pero como no lo hacemos, la crisis lo hará por nosotros. Esta nos “sacudirá” en contra de nuestra voluntad. Si no ponemos las cosas en orden, harán las cosas por nosotros.

(65848 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 9 de Diciembre del 2012, “La Libertad”)

Material Relacionado:

El mundo está gobernado por aquellos que tienen el poder de crear dinero
Como una nación, en un círculo familiar
¿Cómo podemos protegernos de la naturaleza?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta