El equipo de constructores de escenarios

Pregunta: ¿Cuál debe ser el mínimo para mantener el grupo, y qué es lo más importante?

Respuesta: Hay muchos tipos de trabajo y relaciones en el grupo: en los cuales los amigos son más pequeños que yo, más grande que yo, o iguales a mí, y ya sea que me relacione con ellos como la revelación del Creador, o que los use como un escudo. El grupo lo es todo. Es un deseo que puedo manejar, con el que puedo jugar, y a través de él, saber cuál es mi actitud hacia el Creador. A través del grupo yo adquiero un Masaj (pantalla). Todos mis peticiones, mis oraciones, mis deseos, mis definiciones, aclaraciones pasan a través del grupo hacia el Creador.

El grupo es la brújula con la que puedo enfocarme en el Creador, la fuerza superior. Si puedo conectarme con los amigos y ser incorporado en ellos, estaré más concentrado y enfocado con mayor precisión en el Creador. En el mundo corporal yo veo a alguien y puedo acercarme a él. Pero en el mundo espiritual, no veo al Creador, no sé qué es el atributo de otorgamiento, o donde se encuentra, en qué rango de frecuencia. Es como si tuviera una radio, pero no sé cómo encontrar la estación que estoy buscando entre millones de otras estaciones.

Así que tengo un problema, ya que no sé qué es la espiritualidad, y yo me la imagino de una manera completamente equivocada. Si fuera simplemente lo opuesto sería bueno, ya que por lo menos me daría una cierta dirección. No sé por dónde buscarla en absoluto. Estoy de pie en medio de un círculo y puedo ir en cualquier dirección en 360 grados, y de acuerdo con mi naturaleza nunca seré capaz de adivinar la dirección correcta.

Por lo tanto, sólo hay un medio: el grupo, a través del cual de alguna manera puedo imaginar el atributo de otorgamiento. Si yo anhelo conectarme con ellos internamente, entonces en ese sentido, en mi anhelo por ellos, comenzaré a sentir qué es el atributo del otorgamiento del Creador. Así, puedo establecer mi actitud hacia Él dentro de mí.

Por lo tanto, el grupo se convierte en la cosa más preciosa para mí, en un medio por el cual puedo alcanzar mi meta única y más importante. Comienzo a sentir que, cuando estoy con el grupo y establecemos la conexión entre nosotros, podemos descubrir al Creador. El Creador se revela sólo en ese estado, en la deficiencia colectiva, en el sentimiento colectivo que se crea entre el grupo y yo. De lo contrario, no tiene donde revelarse.

Es como si nosotros construyéramos juntos un escenario, en el cual el Creador puede aparecer y realizar, dentro de la sensación de nuestra conexión colectiva, la garantía mutua, nuestra adhesión. Si este no existiera, no existiría el atributo de otorgamiento, en el cual podría ser revelado el Creador, debido a que se requiere una equivalencia de forma para ello.

(67713 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/25/12, Shamati # 175)

Material relacionado:

La corrección sólo es posible en el grupo
¿Qué pasa si tu deseo no arde?
Las manos que te sostienen sobre el abismo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta