El motor eterno que funciona en amor

Pregunta: Hace una semana iba manejando en una noche lluviosa y llena de bruma. La visibilidad era de 2 metros hacia adelante. Me sostuve en la línea amarilla y solo pude notar en el último segundo los camiones que venían. Pensé que a lo largo de nuestro camino también debería haber una línea sobre la cual quedarte. Pero no pude decidir qué es esa línea: ¿es el grupo o el maestro?

Respuesta: El grupo, por supuesto. El maestro solo te guía, te enseña, y tú deberías llevar a cado sus indicaciones exactamente como él te lo dice.

Pregunta: Pero el grupo me parece que son como muchas líneas, mientras que el maestro es una.

Respuesta: Estamos conectados como ruedas dentadas: Todos están conectados a mí y yo esto conectado a todos. Yo  les doy a los amigos algo de mí y recibo otorgamiento de ellos. Así formamos una “esfera” colectiva.

Pregunta: Pero las ruedas dentadas tienen un motor que las mueve.

Respuesta: No, ellas se mueven por sí mismas. Eventualmente la Luz superior las mueve cuando es revelada en la buena relación mutua entre ellas. Esta energía está escondida entre ellas, en su otorgamiento mutuo. Entonces resulta que ellas son como un motor eterno que opera con amor.

Se nos dice que es imposible destruir una “ciudad de marginados”. Aun si sus habitantes son criminales, si hay amor entre ellos es imposible derrotarlos.

Pregunta: Entonces, ¿Cuál es el trabajo de una rueda dentada?

Respuesta: Adherirse a otros, recibir deficiencias de ellos y llenarlos. Esto es lo que todos deberían hacer. Finalmente, veras frente a ti a los grandes de la generación quienes están completamente corregidos, excepto por la parte que tú tienes que llenar en ellos. Lo uno no contradice lo otro: Puedes tratar al grupo como Maljut de Ein Sof.

Pregunta: Entonces, ¿tengo que recibir el poder de los amigos para poder darles poderes? Así que ellos ¿son fuertes o débiles?

Respuesta: Esto trabaja de ambas formas. No existe otra manera: Ellos son los más grandes y ellos son los más pequeños. Por una parte, yo recibo fuerza de ellos y en ellos revelo al Creador, y por la otra, ellos carecen de lo que yo tengo que darles y sin mi ellos no lo sentirán.

Pregunta: ¿Y el Creador es revelado por encima de esto?

Respuesta: No, Él es revelado adentro, en la conexión mutua entre nosotros. Si hay una conexión de otorgamiento, entonces en esta aspiración descubrimos la Luz superior. No está por encima de nosotros; nosotros somos los que lo creamos y lo encendemos.

(67372 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 23 de Enero del 2012, “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”)

Material Relacionado:

El amor que abre el corazón
Suavizar los corazones por medio del camino de la luz
Cruzando hacia el interior del mundo espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: