Equilibrio, no destrucción

Pregunta: Estamos hablando acerca de la necesidad de equilibrio. ¿Cómo debemos alcanzar el equilibrio exactamente?

Respuesta: ¿Qué hay en mí que no sean otra cosa que pensamientos, deseos, y desviaciones? ¿Puedo cortar todo esto de mí mismo? No. ¿Puedo reprimirlo a todo? No es una buena idea; haría falta una gran cantidad de esfuerzo y mucho tiempo, y, finalmente, yo vería que mis atributos innatos no desaparecen incluso después de cincuenta años.

Entonces, ¿sobre qué tipo de educación estamos hablando? ¿Qué significa “ser humano”? ¿Cómo puedo trascenderme a mí mismo?

Nosotros solo tenemos que tomar todos nuestros atributos y balancearlos. Yo no necesito lamentar algo malo en mí; yo solamente tengo que equilibrar esto con algo bueno.

No necesito borrar nada; esto ya me tranquiliza: Después de todo, no tengo que sentirme culpable porque ser de esa manera. Si borro algo en mí, ¿qué me queda? Todo lo que queda es poner fin a mi vida. Esto es lo que empuja a la gente a suicidarse: Descubren que no hay nada bueno en ellos. Puede haber varias razones externas, pero la conclusión es la misma.

Pero nosotros nos acercamos a este tema de una manera totalmente diferente. La persona debe conservar todo lo que hay en ella, y avanzar por medio de sus propiedades añadiendo discernimientos positivos, buenos atributos a los atributos negativos. Equilibrar, no destruir. Al destruir, te conviertes en un “reformador del mundo“, de hecho, es doblemente malo, porque uno se convierte en alguien que daña el mundo.

Tenemos que equilibrar todos los fenómenos acerca de nosotros mismos, pero no borrarlos. De lo contrario, alteraremos el equilibrio general. Del mismo modo tratamos de equilibrar la presión arterial y otros problemas fisiológicos, así como problemas en la sociedad y en la familia.

No tenemos que reprimir nada. Después de todo, no es por casualidad que el deseo de recibir fue creado de esta forma. Este proviene del interior y se manifiesta en nuestras Reshimot (genes informativos), que no podemos borrar.

Su cadena sigue evolucionando, y lo único que podemos hacer es equilibrarla, corregir el fenómeno mediante el uso correcto de ellas, revelando su lado positivo.

(66294 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/13/12, “La Paz”)

Material relacionado:

La llave para el equilibrio esté en las manos de la persona
Nuestro problema no es la economía
La naturaleza gobierna todo con equilibrio

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: