Esperar no ayudará

Sólo la fuerza que yo desarrollo frente a mí para atraerme al otorgamiento es un signo de avance espiritual. A veces, no entendemos qué está pasando, por qué no hay avance si se ha aplicado tanto esfuerzo. Estamos en este camino durante tantos años, pero aún así no terminamos el período de preparación. ¿Qué más se requiere de nosotros?

Y no entendemos que todo ese tiempo hemos estado esperando que algún tipo de fuerza venga y nos empuje en vez de utilizar nuestras propias acciones para crear la fuerza que pueda atraernos hacia adelante en vez de empujarnos desde atrás. Nosotros tomamos esta motivación desde el entorno con el fin de avanzar debido a la grandeza de la meta, al otorgamiento.

Este es todo es nuestro trabajo, la libertad de elección, el anularnos a nosotros mismos y elevar el entorno. Todo esto con el fin de ser inspirado por la meta y elevarla. No es suficiente con que yo me una a ella. Necesito una fuerza de atracción muy poderosa que puede pesar más que mi ego y me haga girar en torno a esta meta día y noche, que me haga perder el sueño.

Si me las arreglo para crear una gran fuerza de atracción, entonces seguiré adelante.

Este es el nivel humano, opuesto a todos los pasos anteriores. Este no es el desarrollo natural que proviene de la naturaleza y sucede por sí mismo. Los sufrimientos no ayudarán aquí, no me impulsarán hacia adelante. Sólo mis propios esfuerzos y la concentración de fuerzas, utilizando todos los consejos de los cabalistas y todos los medios que se me influyan e inspiraren la grandeza de la meta, me ayudarán a seguir adelante para abalanzarme hacia ella.

Y la meta es otorgar a lo cual yo voy sin ningún otro tipo de cálculos, de metas, o recompensas, nada, sino el otorgamiento puro.

(64517 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/28/11, Shamati)

Material relacionado:
Aislado en un sistema unificado
Aprendiendo a entender el lenguaje de la naturaleza
El tiempo de la corrección está comenzando

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta