Garantía mutua por encima de nuestras diferencias

No hay bien sin mal y no hay mal sin bien. Sólo cuando los dos están en equilibrio crece entre ellos la sensación de la vida, de prosperidad. Vemos esto en cada “creación”. Incluso en la música, los tonos menores o mayores no quedan bien unos sin los otros. La unión de las notas es pulsada constante con la resistencia en cada cuerda, coexisten la disonancia y la consonancia. Armonía, ésta es la correcta relación entre los sonidos discordantes.

Incluso en casa, no serás capaz de llegar a un acuerdo si no traes dos opuestos. ¿Cómo se puede llegar a la paz interna? Después de todo, la paz es la integridad, la línea media, que se compone de dos elementos contrastantes. Ellos gradualmente fueron creciendo y el contraste entre ellos se hace más fuerte, no los anulas, sino que los conectas, reuniéndolos en la parte superior.

Esta es la garantía mutua: A pesar de las diferencias, buscamos la fuerza superior común que nos conecta entre nosotros. Lo único que queremos es sumarlos para atraerlos de tal manera que estén entre nosotros.

De hecho “ese” es el futuro “nosotros”. Ahora no podemos tratar a los demás correctamente y por eso queremos que ese poder de otorgamiento mutuo se vista en nosotros, que se despierte en nuestro interior.

(65174 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/2/12, “La Libertad”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta