La carta Nº 100

Pregunta: ¿Nuestra petición al Creador se fortalece porque la repetimos muchas veces?

Respuesta: Avanzamos sólo gracias a nuestras peticiones. Si queremos acelerar nuestro avance ¡tenemos que aprender a pedir! Porque no hay otras acciones en la espiritualidad sino la de elevar una petición (elevar MAN), todas nuestras acciones están encaminadas a elevar nuestra primera oración para ser aceptado allá Arriba.

Es como escribirle a alguna organización o a una chica de la que estás enamorado. Le envías carta tras carta, hasta que ella finalmente te contesta. Pero si ella te contestara tu carta número 100, no puedes decir que ella contestó necesariamente esa carta. ¡Ella contestó todas las 100 cartas que le enviaste! Esto no significa que hubieras podido enviarle solo esta carta número 100 y no más.

De esta manera nos desarrollamos. Todos estos años te desarrollas para elevar finalmente el MAN, una oración, para estabilizar la petición correcta y sólo eso. Todos los ensayos anteriores fueron para que sintieras y descubrieras exactamente lo qué debías pedir. La Luz no necesita eso, ¡pero tú sí! Estás haciendo eso por ti mismo y al hacerlo estás creando tu vasija, tu deseo, y entonces la Luz vendrán y te corregirá.

(65301 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 4 de Enero del 2012, Shamati # 240)

Material Relaciondo:

Mi corazón necesita buenos propietarios
¿Qué es la oración?
Una oración que crece secretamente en el corazón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: