La causa, el destino, y la consecuencia

Pregunta: ¿Es posible dar a la noción de la religión una definición moderna? Después de todo, hoy en día el fútbol y el baloncesto cautivan a las personas de la misma manera.

Respuesta: No, después de todo eso no es realmente la religión. La “religión” es algo que responde a mis preguntas sobre el significado de la vida, acerca de la recompensa y el castigo.

Supongamos que yo vivo una vida normal de setenta años desde el nacimiento hasta la muerte. Además de eso, me hago preguntas acerca de la causa y el resultado de mi vida, acerca de mi destino. En otras palabras, deseo alcanzar aquello que existe por encima de mí, algo que no puede ser revelado a través de sensaciones regulares.

El fútbol responde a estas preguntas. Sólo me permite llenar mis setenta años de existencia con algo, junto con otros placeres por comida, sexo, familia, dinero, respeto y conocimiento. Sin embargo, deseo elevarme por encima de estas cosas.

Yo entiendo que ellos son evocados para confundirme y “ensordecerme”. No quiero meterme más profundamente en este fango de lo que mis necesidades vitales requieren. No importa qué, yo sólo uso la comida, el sexo, la familia, el dinero, el respeto, el conocimiento, la envidia, y las pasiones con el fin de revelar la esencia.

Este es el tipo de actitud que yo debo desarrollar ante la vida. Lo que debería ser importante para mí son la causa, el destino, y la consecuencia, no lo que hay por debajo de ellos.

Naturalmente, hoy nos llenamos con los placeres corporales en ese segmento entre el nacimiento y la muerte. ¿Esta es la razón por la cual los medios de comunicación moldean la opinión social, a pesar de lo que son en esencia? ¿Qué entienden ellos? Vemos los resultados de sus acciones con nuestros propios ojos. Sin embargo, al público no le importa quién da forma a su opinión. Deje que el futbol lo haga.

Sin embargo, al menos este es el menor de los males. Los medios de comunicación aplacan a las masas y les dan de comer productos sustitutos. Por ejemplo, el Internet es un sedante real con un montón de beneficios. Las personas pueden perder la cabeza sin que haya peligro, al no ser capaces de aplicarlos ellos mismos. La persona aporrea el teclado chateando con sus amigos virtuales, y busca cosas sin sentido en la red, mientras que el reloj no deja de correr, y la muerte se acerca. Imagínense lo que haríamos hoy sin Internet.

Sin embargo, cuando la persona alcanza el nivel de preguntas sobre el significado de la vida, empieza a investigar el para qué de la vida. Quiere saber ¿por qué comenzó a investigar?, ¿por qué está viviendo?, ¿por qué se le dio una oportunidad para un análisis?, ¿quien estableció esto, y como será el resultado? La persona no busca sólo por curiosidad; sino que está buscando un propósito. Todo esto cae bajo el concepto de “religión”.

Esta no se refiere a la filosofía o a las fantasías, sino a la evaluación más alta de nuestras vidas, una evaluación que se lleva a cabo en vasijas que se encuentran por encima de nuestro cuerpo. Son estas vasijas las que tenemos que desarrollar, nuevas vasijas en las que es realmente posible estudiar la causa, el destino, y la consecuencia.

Todo esto está programado en mí desde el principio. A mi sólo se me ha dado una pequeña chispa que yo hago saltar para abrirme. ¿Cómo puedo hacer eso? Yo lo hago a través de un entorno único, el grupo, que me arrastra hacia arriba a partir de este mundo con su influencia.

Cuando estoy entre mis amigos, yo poco a poco agrando nuevas vasijas en mi interior que son diferentes a cualquier cosa que yo haya experimentado en nuestro mundo. Estas no están en contra de esto, el mundo se queda como estaba. Mi cuerpo animal, con sus cinco sentidos, no cambia.

Al mismo tiempo, yo me desarrollo en un entorno espiritual y manifiesto cinco nuevos sentidos junto con mis amigos. Ellos son llamados KHB-ZON en el lenguaje de la Cabalá. Descubro la “religión” en ellos: la fuerza superior como el origen, su programa, y el propósito de este programa.

(61642 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de Noviembre del 2011, “La esencia de la religión y su propósito”)

Material Relacionado:

¿Cúal es mi destino?
Si desea cambiar su destino, cambie su deseo, no su nombre
Sólo la luz superior puede cambiar nuestro destino

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: