La crisis no reduce las emisiones de gases del efecto invernadero

En las noticias (de eco.ria.ru): “La crisis económica mundial del 2008-2009 no pudo aminorar el crecimiento de las emisiones globales de gases del efecto invernadero: Tras caer un 1.4% en 2009, las emisiones crecieron 5.9% en 2010 (equivalente a 33400 millones de toneladas de CO2), reporta Nature Climate Change Magazine“.”Desde 1990,…las emisiones globales de gases que producen el efecto invernadero se incrementaron un 49%”.
“Las contribuciones más grandes fueron de parte de China, USA, India, Rusia, y La Unión Europea”.

Mi comentario: Ya que todo está completamente interconectado en el universo general, los niveles inanimado, vegetativo, animado, y humano de la naturaleza se influyen mutuamente. Más aun, dado que esas cuatro partes de la naturaleza difieren en el nivel de su desarrollo, representan una pirámide. El nivel inanimado está en la base, le siguen los niveles vegetativo y animal, y la parte superior de la pirámide está ocupada por nuestra civilización debido a su egoísmo, poder, e impacto.

De acuerdo al grado de impacto, dependencia, y efecto, los niveles de la pirámide están correlacionados de tal manera que toda la fuerza del nivel más bajo, del inanimado, es igual a la fuerza de la forma más primitiva del siguiente nivel de la pirámide, siendo esta la planta más primitiva: el coral.

Todo el nivel vegetativo, el segundo nivel de la pirámide, es igual en su influencia al representante más primitivo del tercer nivel, un animal, uno de los así llamados “perros de pradera”, es decir una criatura que se alimenta de la tierra como la planta lo hace a través de sus raíces, pero cuyo organismo ya tiene los rudimentos de un cuerpo animal.

Y todo el tercer nivel de la pirámide, el animado, es igual en su influencia a la forma más subdesarrollada del cuarto nivel de la pirámide, un ser humano. El estado intermedio entre el tercer y cuarto nivel es un simio.

De lo anterior, ¡podemos entender cómo las personas afectan al mundo y al universo sin saberlo! Esto sucede porque todas las partes de la pirámide inicialmente están completamente interconectadas en un sistema unificado de la naturaleza. Más aun, este efecto se incrementa con el nivel del desarrollo humano, y mientras más se desarrolle el hombre, no técnicamente sino internamente, más influencia tiene en toda la naturaleza. Es por eso que según el grado de nuestro desarrollo, el tiempo de todos los procesos en nuestro mundo se acelera.

En la etapa presente del desarrollo humano, la naturaleza causa nuestro avance y nos influye a nosotros y a todas sus partes como un sistema unificado (el cual, por cierto, dividimos en partes, pero en relación a la naturaleza es un todo único). A través de su evolución e historia, el hombre pasó la etapa de su desarrollo interno del deseo y mente como una parte individual de la naturaleza. Ahora, él debe conscientemente, a través de su actitud hacia sus semejantes, organizar el mismo todo integral, como todas las otras partes de la naturaleza.

Por lo tanto, sentimos que nuestro mundo de pronto se ha vuelto global e integral, aun cuando no estamos realmente tan conectados entre nosotros (ver el articulo: “El poder oculto del pensamiento“). Este desarrollo de la naturaleza nos vincula con sus lazos invisibles cada vez más. Y dado que no nos correspondemos con ellos, experimentamos nuestro estado como una crisis.

En cualquier caso, la naturaleza nos quebrará si nos resistimos, y si comenzamos a avanzar hacia la integración entre nosotros y con ella, nos ayudará a cambiarnos a nosotros mismos.

(65584)

Material relacionado:

Reemplazando la conexión física
Un tsunai en la extensión más profunda de tu alma
Las plagas de Egipto sin desastres externos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta