La transición al otorgamiento como un proceso natural

Nuestra diseminación debe ser simple: Tenemos que llevar a la humanidad a una comprensión del hecho de que la economía actual está colapsando debido a razones que escapan a nuestro control, debido a circunstancias objetivas. Nadie tiene la culpa; esta etapa se implanta en la naturaleza de la sociedad humana misma, y se supone que debe nos unirnos y llevarnos a crear una nueva sociedad integral que viva de acuerdo a las leyes de la garantía mutua.

En primer lugar, nosotros empezamos a estudiar, y mientras tanto, nuestros procesos de pensamientos y enfoques cambian: de estrechos y rectos ellos se vuelven complejos. Y entonces empezamos a entender cómo crear sistemas de interacción entre las personas, socios de negocios, sistemas de gobierno, y así sucesivamente.

Pero primero que todo es el aprendizaje: una educación integral. Como Baal HaSulam escribe, hasta tres generaciones pueden requerirse antes de que la humanidad comience a construir de manera práctica una nueva sociedad. Ese es el tiempo que necesita una persona para realizar los cambios y empezar a pensar de manera diferente.

Pero hasta entonces, viviremos mediante la producción de todo lo necesario para nuestras necesidades básicas y avanzaremos poco a poco hacia una visión integral del mundo. La crisis acabará con toda la superabundancia y nos bajará al nivel de producción de los bienes de carácter vital. Esto ya es claro: El aumento del desempleo en una única economía mundial compleja se lleva poco a poco los beneficios de todos, incluyendo a aquellos de la parte superior. Yates, diamantes, y enormes cuentas bancarias, todo eso desaparecerá. Lo queramos o no, el mundo llegará a una economía diferente.

Y nosotros, a su vez, necesitamos preparar a cada persona para el próximo giro de los acontecimientos tanto como nos sea posible. Por supuesto que tenemos que estudiar la manera de construir la nueva economía, pero en general ella se construirá a sí misma. Después de todo, la economía es una réplica de la interconexión entre las personas. El sistema financiero y económico es esencialmente una copia de nuestro egoísmo. Por lo tanto, al cambiar nosotros mismos, automáticamente comenzarán a cambiar nuestras relaciones en todos los ámbitos, incluido el económico.

No necesitamos movimientos bruscos. No necesitamos acelerar la onda. No necesitamos las revoluciones o los métodos de fuerza. Todo se producirá de forma natural; es precisamente como Baal HaSulam lo escribió en “Los trabajos de la Última Generación”: “El concepto de colectivismo necesita ponerse al día y madurar en la mente humana en no menos de tres generaciones de paz y mutuo acuerdo. Así, el mundo aún tiene que probar muchas rotaciones y experimentos antes de que llegue a la fase final. Y no hay un camino más sencillo para la maduración de las ideas que el camino de la Cabalá“.

(65725 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/8/12, “La Libertad”)

Material relacionado:

Muchos problemas, una razón
La luz completará la construcción
La felicidad está en crisis

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: