Lecciones acerca del nuevo mundo: ¿A quién dedicarte?

Todo nuestro proceso de evolución es a través del entorno. Si no hubiera entorno, no me desarrollaría, a pesar de las Reshimot (reminiscencias) en mí. Vemos que si los niños son dejados en el bosque y son encontrados sólo un tiempo después, se desarrollan como los animales que cuidaron de ellos en el bosque. Se desarrollan de acuerdo a los rasgos de esos animales, sufren de las mismas enfermedades que ellos, piensan y quieren las mismas cosas que quieren los animales, e incluso tienen el mismo periodo de vida de los animales.

Esto significa que su cuerpo se acostumbró a vivir con animales a tal grado que fueron modelados por esos animales, de manera que si un niño fue encontrado a la edad de 6 o 9 años (y se han dado muchos de esos casos), entonces a pesar del trato y las buenas condiciones en que viven después, ellos vivieron el mismo número de años que los animales con los que habían vivido. Vivieron de 10 a 12 años como máximo.

En otras palabras, nuestro cuerpo depende grandemente de la sociedad en la que se desarrolla, y en ese sentido la persona es muy flexible. Si tomamos a un perro o un gato como ejemplo, los cuales han vivido con el hombre por siglos, sólo se han acostumbrado un poco a las personas. Por supuesto, no pueden vivir en la selva como los perros y gatos salvajes, ya que tienen un carácter diferente. Ellos incluso le heredan a su descendencia una actitud diferente hacia el hombre y el entorno. Pero no son tan flexibles. El hombre por otra parte, cuando es incorporado a cierto entorno, es moldeado por este de forma muy fuerte, incluso fatal. Comparado con un animal que se acostumbra a vivir con las personas, el hombre es moldeado más poderosamente y se acostumbra a las vidas de los animales.

Esto significa que todos dependemos de nuestro entorno. Por lo tanto, en la educación, debemos además prestar atención primero al entorno como un factor que determina el desarrollo de la persona. Todo el futuro de la persona depende de esto. Si cambiamos el entorno, cambiamos nuestra personalidad, nuestro deseo, nuestra perspectiva, y nuestro paradigma de vida. Por lo tanto es muy importante ser cuidadoso, pensar, examinar, y considerar el lugar al que entramos, los amigos y los círculos con los que pasamos nuestro tiempo, y a quienes nos dedicamos.

Debemos enseñarle a la persona a conocer y a aprender qué lo rodea, y explicarle cuán dependiente es del entorno y cómo puede dirigir su vida por medio de este.

(66626 – De las “Lecciones sobre un nuevo mundo” episodio #3 del 29 de Diciembre del 2011)

Material Relacionado:

Lecciones de un nuevo mundo: una sociedad de gente perfecta
Lecciones acerca de un nuevo mundo: conectando todo el conocimiento en uno
Lecciones de un nuevo mundo: la naturaleza, la sociedad y el hombre

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: