Lecciones sobre un nuevo mundo: Deja salir el aire del globo, pero no los demonios de la botella

Pregunta: Supongamos que yo acostumbro trabajar 8-9 horas al día y me pagan horas extras. Mis pensamientos siempre giraban en torno a mi trabajo, al orgullo de mis logros profesionales, y mis ingresos. Ese era mi mundo. Pasaba muy poco tiempo en casa. Yo en realidad estaba con la familia los fines de semana y los festivos. Y de repente me despidieron y me privaron de toda la rutina que había en mi vida.

Respuesta: Ellos la revocaron porque ya no queda más dinero en el mundo. En otras palabras, el mundo entero tiene que dejar salir el aire del “globo inflado” y descender al nivel de las necesidades básicas.

Digamos que tenemos que cuidar de cinco cosas esenciales: vivienda, comida, calor, seguridad y salud. Esta es nuestra misión, proporcionales esto a todos. Hay muchos en Europa que ahorraron toda su vida para su jubilación y estaban seguros de que en su vejez podrían vivir como todos los demás, y al final de cuentas, escasamente encuentran dinero para comprar alimentos y medicinas.

Así que tenemos que mostrar a la persona que recibirá un bono extra a cambio de su participación en el programa de educación integral que la sociedad le ofrece. Por ejemplo, la sociedad te envía a trabajar en un turno de tres horas y cinco horas de clases en la universidad, y otra persona es enviada a la universidad las ocho horas.

Como resultado de ello, llenamos el día del hombre, sin tocar el marco de vida que ya tenía. Él siente que está exactamente igual de ocupado que antes. Es bueno que él continúe en la misma línea. No importa que el tipo de tareas sea diferente o que sus muchos sueños y planes se hayan disipado, él no obstante ve que lo mismo está sucediendo en todo el mundo. Los problemas de mucho son en sí mismos un consuelo parcial especialmente porque él tampoco ve otras opciones.

En consecuencia, el estudio y el aprendizaje se vuelven una condición esencial para proveer lo necesario para sus necesidades básicas.

Pregunta: La persona que pierde su trabajo, no sólo pierde los ingresos. Pierde su identidad, su autoestima, su posición social, y sus amigos. Ella es aislada de la sociedad y siente como si se hubieran sacado “demonios” de la botella, abriendo puertas internas dentro de él que ni siquiera sabía que existían.

Respuesta: Para evitar esto, le recomendamos a él que haga una vida honorable como los demás. Pero además, en el momento en que viene a estudiar la educación integral, inmediatamente comenzará a comprender su situación personal y la situación de todo el mundo, y esta comprensión se convertirá en una especie de apoyo para él.

Ahora el hombre entiende dónde está y por qué está sucediendo todo de esta manera en especial. La educación le da una nueva visión, un nuevo enfoque del mundo. Él se convierte en un verdadero hombre (Adam, hombre /humano) en el pleno sentido de la palabra, educado y orientado hacia lo que está sucediendo. Él no es separado de la sociedad, mantiene las relaciones con los demás, participa en diversas actividades y, finalmente, se desarrolla dentro de la sociedad.

Después de todo, la persona que pierde su trabajo quiere comprenderse a sí misma, para restablecerse. Ella perdió su camino y quiere aclarar lo que le está sucediendo. Cuando ella ve que esta es una parte del proceso de desarrollo que opera en todo el mundo, y no sólo en ella, esto ya le traerá algo de alivio. Así, nuestros materiales necesitan proporcionarle a la persona el apoyo amigable y tierno, que le ayudará a tranquilizar sus espíritus.

(65095 – De “Lecciones de un nuevo mundo”, episodio # 1 del 1/12/11)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta