Los alegres tormentos del nacimiento

Nos acercamos a un periodo de tiempo en el que habrá muchas personas desempleadas. En la actualidad, existen doscientos millones de personas sin empleo en el mundo. Durante el siguiente año este número crecerá de manera catastrófica. Esas personas representan un enorme problema para sí mismos así como para la sociedad como un todo y para los gobiernos; las dificultades van desde la depresión hasta potenciales revoluciones y sangrientas guerras.

Es por eso que nuestra organización está explorando oportunidades de educación integral y ha preparado un curso destinado a las personas que están sin empleo. Esperamos que nuestro curso los ayude a abrir sus corazones al mundo cambiante y les permita sentir y entender mejor su lugar personal entre sus amigos y familia, en la sociedad humana como un todo, en sus países, y dentro del mundo contemporáneo.

Creemos firmemente que tales conversaciones son indispensables y que sin ellas el mundo rápidamente se dirigirá hacia el cataclismo. Supongan que ya hemos convencido a los gobiernos de los países y al mundo entero de la necesidad de comenzar a impartir este curso de forma obligatoria. Imaginemos que algún país aprobó este proyecto porque valoró sus beneficios prácticos y no vio otra salida. Entonces, aquí está el primer grupo de cerca de 30 a 40 personas desempleadas que recibieron becas del gobierno para estudiar ¿Qué les diríamos en nuestra primera reunión para ayudarlos a identificar los cambios que están sucediendo a su alrededor? ¿Cómo les enseñaré a entender y a reconstruir sus vidas?

Antes que nada, diría, “Estoy muy contento de verlos. Tal vez consideren su desempleo como un evento trágico causado por diversos factores, y tal vez no hubieran venido a estudiar a menos que fueran forzados por esas circunstancias. Pero debemos ver este estado como una alegría antes que verlo como una crisis”.

Diría: “Imaginemos que fueron traídos aquí no por las dificultades que están experimentando, sino porque estamos ante el umbral de una nueva vida feliz y de júbilo. Para esto, tenemos que entender qué está sucediendo con cada uno de nosotros en particular y con el mundo entero en general, y discernir porqué está sucediendo”.

“¿Es la situación por la que están pasando un resultado de algunos errores desafortunados que cometieron? ¿Tal vez es un proceso normal que no podían evitar? ¿Tenían que pasar por todos esos problemas a causa de algunas leyes inevitables de la naturaleza? ¿Son el resultado de una tendencia de desarrollo general que eventualmente nos llevará a grandes resultados? “

“Llamamos ‘crisis‘ a nuestra situación, pero de hecho es una parte de un predicamento general, global, integral, que está teniendo lugar en la economía, educación, cultura, ciencia, finanzas en todos los estratos de la vida humana material. En realidad, la palabra ‘crisis’ no tiene una connotación negativa. Significa una nueva etapa que es similar al nacimiento”.

“Basados en nuestra experiencia de vida, sabemos que pasar de un estado a otro es difícil porque tenemos que dejar nuestra zona de comodidad, ya sea que cambiemos de trabajo o que modifiquemos cualquier otra esfera de la vida. Nuestros hábitos nos atan. Quedarnos dentro de un sistema operante que funciona agradablemente no requiere que hagamos mucho esfuerzo; esto nos hace felices porque por naturaleza rechazamos los cambios”.

“Nuestro ego nos impulsa a buscar un orden seguro y estable. La transición hacia algo nuevo siempre es desagradable. Bueno, a menos que estemos seguros de que promete un futuro más placentero y es directamente alcanzable. Pero si es una transición difícil y peligrosa y el futuro es oscuro e impredecible, entonces es un estado trágico”.

“Por lo tanto, veamos si nuestra situación es realmente horrible y trágica y estamos al borde de grandes problemas, graves inundaciones, terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, disturbios, guerras, golpes de estado, y derramamiento de sangre en las calles, un completo caos, o es sólo un nuevo orden y todo lo que nos sucede ahora es como el nacimiento de este orden, el cual aún no vemos ¿Podemos considerar que todo lo que nos rodea fuerza a la humanidad a hacer grandes esfuerzos y a transpirar como si fuera el nacimiento de una nueva forma? Y como un infante durante el proceso de nacimiento, estamos pasando por una condición difícil”.

“Antes del alumbramiento, un niño crece de forma pacífica dentro del vientre de la madre, un lugar seguro y protegido. Entonces el nacimiento es provocado por un proceso muy “desagradable”. La madre siente una tensión intensa y experimenta contracciones, el hijo también siente una presión tremenda. Comienzan a presionarse mutuamente a tal grado que parece como si ya no pudieran tolerar el estar juntos”.

“El hijo siente que tiene que salir del vientre de su madre. Si traducimos está situación a nuestras sensaciones, diríamos que ya es intolerable para este niño permanecer dentro del organismo de su madre; tampoco ella puede mantenerlo en su interior. Como resultado de tal repulsión mutua, se inicia el proceso de alumbramiento y el niño nace a un mundo maravilloso, brillante que lo recibe con gran amor. Así, él obtiene una nueva vida y llega a una nueva etapa de su existencia”.

“¡En vez de ser un pedazo de carne que pesa algunos kilogramos, deja de ser una criatura que vive dentro del organismo de alguien más y se convierte en un ser humano! No importa que él aún sea muy pequeño y que no entienda qué está sucediendo; lo que importa es que ha nacido a una nueva vida. Es bastante similar a lo que nos está sucediendo en este momento. Nuestro estado presente es similar a los dolores de parto de un nuevo mundo”.

(65757 – Del Kab.tv de “Una nueva vida”, episodio # 1, 12/27/2011)

Material relacionado:

Consejo para principiantes. Encuentren las respuestas en su interior

Preguntas a lo largo del camino

La educación tiene que adaptarse a los tiempos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: