Los grupos de “la edad de oro”

Pregunta: ¿En los cursos de educación integral, debemos reunir a las personas de mayor edad en grupos separados o pueden estar en grupos con personas de edades diferentes?

Respuesta: Creo que debemos ordenar a las personas por edad. Nosotros sólo sabemos cuánto diferencia la edad en las mentalidades de las personas, y cuanto influye la manera de comportarse en su percepción.

Sin embargo, en última instancia, todos deben ascender en inclusión y apoyo mutuo, por encima de todos los atributos emocionales, intelectuales, o aquellos que están relacionados con la edad que los distinguen de otros. Pero inicialmente debemos organizar grupos  lo más homogéneos que sea posible.

Pregunta: ¿Los instructores deben ser también de edad y cualidades similares?

Respuesta: La naturaleza está basada en la ley de similitud, equivalencia, y compatibilidad de cualidades. Es por eso que en este caso debemos seguir precisamente los mismos principios. Es decir, debemos proporcionar instructores de edad mayor para grupos de edad mayor y jóvenes para grupos de jóvenes. De hecho, los grupos de jóvenes pueden ser instruidos por personas de mediana edad, pero no por personas mayores, eso es claro.

Todo debe estar estructurado para excluir del grupo cualquier cosa que dificulte una percepción correcta, amable, y abierta del curso, y para lograr un contacto y un entendimiento correctos entre un grupo y su instructor tan pronto como sea posible.

Pregunta: ¿Para los grupos de personas mayores, debemos también separar los grupos para hombres y mujeres?

Respuesta: No. No creo que las personas de edad avanzada tengan necesidad de eso porque ya están acostumbrados a todo tipo de comunicación y es natural para ellos. No creo que debamos romper sus puntos de vista y construir algún tipo de equipo con ellos, como en la armada o en los deportes.

La interacción entre ellos se construye no con base en competencia o algunos otros impulsos internos, sino en asistencia mutua y cosas así. Ellos ya tienen una actitud completamente diferente del uno hacia el otro, hacia la vida, y hacia el mundo. Por lo tanto, entendemos que esta es una sicología totalmente diferente.

La así llamada “edad de oro” no requiere del mismo enfoque que los niños y especialmente que los adolescentes. Entre estos últimos se desarrolla una batalla por el liderazgo, entendimiento, y auto expresión, mientras que aquí estamos tratando con una persona relativamente pacífica. Aun cuando naturalmente, necesitamos idear otra manera de enseñar y de presentarles a ellos nuestros materiales.

(65658 – De una “charla sobre educación integral” del 12/13/11)

Material relacionado:
¿Igualdad en el grupo?
Siete mil millones de universos incluidos
Principios de trabajo espiritual, 09.12.2011

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: