Los pueblos quieren y quienes toman las decisiones ejecutan

Necesitamos comunicar nuestro mensaje a todos. Sin embargo, supongo que la población lo aceptará mejor que los líderes. La población en general vendrá a nosotros antes que los “notables”.

Pregunta: ¿Por qué no podemos comunicar nuestro sistema comenzando por la cúspide? Después de todo, si el gobierno lo decide, la decisión será llevada a cabo.

Respuesta: El punto es que la persona promedio no tiene sistema. Ella tiene un estómago vacío, y usualmente no le importa con qué lo llena. No le importan los medios, el sistema de alguien. Para ella, lo principal es no tener hambre.

El primer ministro, por otra parte, hace planes y piensa qué es lo mejor que puede hacerse, como elevar los impuestos o reducirlos, recortar el presupuesto o no cambiar las cosas, etc. Él está involucrado en los detalles técnicos. No puede apartar su mente de estos y deshacerse de ellos. Ese es el problema.

Es por eso que nos resulta difícil llegar a los que están en la cima. Su problema no es el estómago, sino el control. Ellos quieren conservarlo, y no pueden ver más allá de sus planes para entender la razón por la que no tienen éxito.

Encuentran difícil escuchar algo nuevo. No pueden hacerlo. Lo que necesitarían hacer para cambiar su manera de pensar es ponerse unos lentes “redondos” para ver el mundo “redondo”, integrado y su interdependencia.

En este mundo, el éxito no se mide por planes económicos, detalles técnicos, tasas de interés e impuestos. Sin embargo, los expertos no pueden salir de este círculo vicioso; ven la economía desde la vieja perspectiva y no pueden imaginar nada más. Hacen planes de acuerdo a la ganancia.

Por ejemplo, yo hago zapatos; los vendo y así me gano la vida. Un par me da lo suficiente para vivir todo un mes. Si hago y vendo dos pares, ahora tengo un excedente mensual. Ahora el gobierno toca a mi puerta, “voy a tomar el 50% de tus ganancias del segundo par de zapatos. Después de todo, necesito financiar al estado, al ejército, pavimentar las calles, y todo lo demás”. Bueno, eso se entiende.

Entonces la municipalidad toca a mi puerta, “Necesitas servicios sanitarios en tu vecindario, servicios públicos, jardines, etc. Entrégame el 10% de tus ganancias”. Y así continúa. Leer más…

viviremos en un tiempo en el que la crisis reduce la producción al nivel de las necesidades básicas? ¿De dónde recaudarán impuestos? Al fin y al cabo, los impuestos se toman de los excedentes, pero si quieren tomar la comida que requiero, este es un problema.

No aceptaré ir por debajo de un estándar de vida aceptable; saldré a las calles. Todo el sistema tributario está basado en la presunción de que existe un exceso, ¿pero y si este excedente no se está generado?

Nuestro sistema económico no está preparado para eso, no está diseñado para ese escenario. Es por eso que todos están preocupados por las tasas al alza; después de todo; todos viven de eso.

Estamos hablando de una economía completamente nueva en la que no hay excedentes. Y por supuesto, los expertos en economía no nos entienden.

Así que comenzamos con una explicación simple: las personas se quedan sin trabajo y no tienen nada qué hacer. Necesitarás sentarlos a estudiar y hacer de ellos “buenos chicos” para que no salgan a quebrar cristales e incendiar automóviles, será posible construir una sociedad nueva, maravillosa. Más aun, traerá grandes ganancias porque esas personas son los activos reales.

Pienso que esas ideas serán escuchadas y entendidas por los líderes mundiales. De otra manera, ellos enfrentarán un futuro muy oscuro, un destino nada envidiable.

65729 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/3/12, “La Libertad”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta