Mi yo actual y mi yo deseado

Pregunta: En el artículo “La Paz”, Baal HaSulam escribió que la naturaleza castiga al hombre si no implementa sus leyes. ¡Pero el hombre nace egoísta y no es capaz de implementarlas!

Respuesta: Hay muchas maneras de expresar esta cuestión. En primer lugar, ¿qué tipo de Creador existe, si nos creó con tantos defectos y aún así nos castiga por ellos? ¿Cómo puede ser esto? ¿No es como golpear a un bebé que acaba de nacer con algún defecto? ¿Hizo esto a propósito para tener la oportunidad de castigarnos? ¿Esto significa que disfruta de nuestras bajezas y sufrimientos?

Es aquí donde tenemos que entender que el Creador no se corresponde con nuestra lógica actual. El Creador nos da la posibilidad de completarnos a nosotros mismos. Él nos creó en el nivel de la bestia. Yo soy llamado, “hombre”, este es el nombre de mi estado futuro, y no de mi estado actual.

En la sabiduría de la Cabalá todo se nombra de acuerdo a “los alcances futuros”. Por ejemplo, se nos llama, “cabalistas”, a pesar de que todavía no hemos recibido la Luz superior, con la intención de otorgar y que no estamos aun en los mundos espirituales. Pero nos sentimos atraídos por esto, y trabajamos por ello, y aun ahora nos llamamos a nosotros mismos con este futuro “título”.

Siendo esto así, ¿por qué sufrimos de la carencia de auto unicidad? Es debido a que de lo contrario no podríamos completarla.

El Creador nos creó en nivel bajo, animal, y nosotros tenemos que añadir a este nivel, el del hombre, semejante al Creador. Tenemos que hacer esto por nosotros mismos, por medio de la consecución, reconocimiento la cualidad, y la valoración de este estado. Esto nos ha sido impuesto específicamente a nosotros. Ya que, si desde el principio, el Creador creó todo por sí mismo, entonces no habría ningún beneficio en esta creación. ¿Qué razón hay para crear un mundo en el que Él lo controla todo y Sus criaturas no tienen libre elección en nada? Eso sería como no hacer nada.

El Creador nos ha creado intencionalmente como nosotros somos: no estamos completos; nosotros tenemos que sentir eso, sentirlo profundamente. Después, tenemos que entender de qué manera podemos completarnos, ¿qué nos estamos perdiendo realmente a fin de añadir la naturaleza del Creador a la nuestra? Y entonces, el animal en nosotros no es tenido en cuenta y sólo queda como una base que puede cambiarse. Posteriormente, con la adquisición de la forma del hombre, esta desaparece, y el hombre se separa de ella. El beneficio se encuentra dentro de este enredo con el fin de crecer, y luego, después de todo, salir de ella y ya no necesitarla. Por lo tanto estamos en la necesidad del mundo físico, de esta “burbuja”, mientras crecemos. Y cuando hayamos crecido, el mundo físico desaparecerá.

Pero necesitamos adquirir el atributo del Creador por nosotros mismos. Para ello necesitamos los sentimientos; así, gradualmente, el nivel de inclinación al mal es reforzado en mí, el reconocimiento del mal. Yo siento sufrimientos, aspiraciones y presiones. Todo esto para despertarme al trabajo espiritual. Junto con esto, el Creador no me castiga, sino que poco a poco, pedazo a pedazo, Él me muestra que todavía no he recibido Su forma.

Supongamos, ahora, de acuerdo a mi plan de desarrollo, que yo debería haber conseguido ya el 10% del atributo de otorgamiento del Creador, es decir, la salida del Egipto en mí, haberme desprendido del egoísmo, elevado por encima de este en restricción, y comenzado a procesar el 10% de mis deseos por el otorgamiento. Pero como no lo he hecho, estos trabajos no ejecutados me presionan y yo los siento como sufrimiento.

No es el Creador quien ejerce presión sobre mí, sino las fuerzas que se encuentran entre el “yo” de ahora y el “yo” deseado, la persona que yo ya debería ser. La brecha entre estos dos, me da la sensación de crisis, la sensación de sufrimiento. El Creador sólo proporciona a la criatura el impulso inicial, desde el principio hasta el final. Y yo entiendo este proceso como un espacio temporal en el que me muevo de un extremo a otro en el proceso de mi recepción de la forma del Creador.

(64777 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/23/11, “La Paz”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: