No se queden sumidos en tiempo

Acelerar el tiempo, es decir, acelerar nuestras acciones en relación al “pasado”, “presente” y “futuro”, nos da la sensación de la vida, la fuerza de la vitalidad. Cuanto más nos detengamos y dejemos de esforzarnos en el trabajo por parte del ser creado, habrá más presión sobre nosotros por la obra del Creador. Esto es similar a la forma en la que se construye un coche híbrido: si la batería está vacía, el motor funciona con combustible.

Así que tenemos que organizar para nosotros un entorno que nos impulse a avanzar por nuestras fuerzas y no a quedarnos sumidos en el tiempo que pasa sin dejar rastros, mientras nos mentimos diciendo que todo está bien. Si a la persona no se le ejerce presión por medio del entorno y el maestro, si ella no se siente que carece de vida espiritual, no puede avanzar.

Esta presión puede sentirse como buena o mala. Pero debemos aclararnos esto a nosotros mismos, tenemos que aceptar con gusto cualquier presión que conduzca a la aclaración, a la conexión, y a un trabajo más eficiente, y a no ser manejados en nuestro egoísmo por los sentimientos agradables o desagradables.

Si queremos avanzar, ser un poco más maduros, y no permanecer como los bebés pequeños, tenemos que despertar. El despertar a la meta no se percibe como algo placentero, y debemos aceptar eso por medio de la fe por encima de la razón.

Desafortunadamente, no somos niños que tienen un deseo natural de crecer, que con trabajan de manera apasionada para construir cosas con bloques, y que no se dan por vencidos cuando todo se cae y se destruye. Tenemos que recibir la misma fuerza que empuja al niño a desarrollarse: la obtenemos del entorno y del estudio.

Si yo siento que me falta este poder, tengo que venir a la lección con el deseo, con la carga negativa, con la sensación que todo lo que no logré hacer, y pedir fuerza. Si tú no sientes suficiente presión sobre ti para conectarte y avanzar o para hacer la demanda de esto al maestro y al grupo, tienes una razón para venir a la lección. Tienes que venir con la correcta demanda, con una lista completa de todo lo que no lograste hacer ayer, y venir ahora con el corazón roto exigiendo los poderes para la corrección.

(66177 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/01/12, Shamati # 35)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: