Nos vemos mañana en el desierto

Pregunta: ¿Cómo puedo despertar al grupo a una carencia tan grande que esté listos para ir al desierto y conectarse mañana?

Respuesta: Lo único que necesitamos es una preocupación interna. Todas las demás cosas detendrán nuestro trabajo. Nuestra percepción de nuestro mundo se transforma en acercarnos cada vez más a la espiritualidad, y nosotros nos damos cuenta de que hay, por decirlo así, sutilezas, fuerzas “no corporales” que operan en esto.

Hay tales acciones que no pueden ser descritas simplemente como mecánicas, estas ya son más “espirituales”, en relación a la fuerza del pensamiento, del cuidado emocional y  de la preocupación que tienen lugar tanto en el corazón como en la mente. En nuestro mundo de hoy hay fuerzas que no pueden ser atribuidas a las fuerzas físicas o a los campos electromagnéticos.

Si tu quieres otorgarles a los demás, la influencia principal se ejecuta desde dentro del pensamiento y deseo, y por medio de ellos todos estamos atados el uno con el otro.

Por supuesto que es posible alcanzar esto por medio de acciones físicas, pero es demasiado difícil. Vemos que de acuerdo a la tosquedad de la fuerza, se necesita más tiempo y energía para poder activarlo. Observamos esto a partir del desarrollo del planeta Tierra. Por ejemplo, en el nivel inanimado, la creación de la Tierra tardó millones de años. Para que apareciera el nivel vegetativo otros millones de años y entonces para el mundo animado un poco menos tiempo del que se requería. Y cuando las fases del desarrollo alcanzaron al hombre, entonces en total, solo se requirieron unos pocos cientos de años.

Si la fuerza es de más calidad, su tiempo de desarrollo se acorta: la cantidad cambia la calidad. Si tú quieres influir en los amigos de forma fuerte y rápida, entonces vale la pena que esto suceda mañana. Lo principal es la preocupación desde el corazón, de pensamiento y deseo.

Esto no lo usamos mucho. Y es especialmente aquí que se oculta la fuerza del Arvut. No está en las firmas de un contrato ni en tener una propiedad en común. Todo se aclara internamente, con la ayuda de la fuerza compartida: en nuestro deseo, aprendido en la preocupación y con el intelecto, aprendido en la intención, para sacudir y despertar la red que conecta entre nosotros. Es como cuando tomas una prenda y la sacudes; también necesitamos sacudir la conexión entre nosotros, para que las vibraciones de nuestra mente y corazón pasen por medio de esta.

Todo esto sucede como en un juego. No es real, después de todo, puesto que aun no lo hemos alcanzado. Nosotros solo queremos que suceda, hasta que al final pase realmente. Y un trabajo así con respecto a los amigos, debemos llevarlo a cabo en relación al Creador. Esto significa traer el apareamiento espiritual (regresar a la corona).  Nosotros estamos acercándonos cada vez más a esto hasta que recibamos una dirección en seriedad y pensamientos a pesar de que somos opuestos a esto. La copulación espiritual es llamada “Zivug de Haka’a, acoplamiento de golpe”. Es así porque es un choque real. De otra forma no se sentiría.

Esta escrito, “el semen de uno también es bendecido”, ya que por una parte hay resistencia, y por la otra la conexión se abre paso. Y ambos atributos opuestos, crean el sentimiento de apareamiento, la claridad de la conexión, el punto de unidad, el orgasmo espiritual.

(65170 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/2/12, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta