Que maravilloso que no haya nada que robar

Solo piensa ¡cuánta ayuda hemos recibido! Queremos recibir del Creador para agradarle a Él y alguien ya ha arreglado las cosas de modo que hasta que nosotros no queramos agradarle realmente, no conseguiremos nada.

Esta es una ayuda invaluable. Después de todo, si recibimos de Él no para hacerle bien a Él, sino simplemente para disfrutar de Él, entonces nunca escaparemos del uso egoísta.

Es por esto que hubo una restricción, después de la cual puedo estar absolutamente seguro de que si quiero recibir y disfrutar del Creador para mí mismo, no seré capaz de hacerlo. Cuan bueno es que alguien haya fijado esta ley para mí, la cual no puede ser rota.

Solo cuando yo quiero disfrutar para otorgarle al Creador, para agradarle a Él y ser equivalente a Él de manera que nos agrademos el uno al otro, solo entonces seré capaz de hacerlo. Esto me posibilita para alcanzar la condición; no pecare y no recibiré de manera egoísta. Antes de ser capaz de recibir para otorgar, me mantendré en la oscuridad. ¡Qué maravilla!

(67458 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/24/12, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: