Reunidos bajo las alas de la Shejiná

Si estamos hablando de la vasija espiritual, es decir, sobre la unidad o un abrazo como si estuviéramos debajo de una capa o un paraguas, entonces esto sólo es posible a condición de tener al Creador como socio, reforzando nuestro abrazo juntos, uniéndonos como una madre que une a todos sus hijos bajo las “alas de la Shejiná“. De lo contrario no seremos capaces de hacer nada.

Sin ello, todo esto no va más allá de un breve instante, durante el cual sentiremos una buena disposición para unirnos, gritar y chillar. Pero en realidad, la conexión sólo es posible cuando la hacemos junto con la fuerza superior.

Todos venimos de Bina, rotos en niveles, y perdimos la fuerza de Bina. Es por eso que nos separamos. Y ahora tenemos que recuperar esa fuerza de otorgamiento, Bina. Todo el mundo de la corrección (Atzilut) y los mundos de BYA están bajo el control del Partzuf SAG, la madre superior. Y si nos ponemos debajo de sus alas, seremos capaces de unirnos. Sólo tenemos que pedirle a Ella que nos cuide, como polluelos exigentes.

(67933 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/29/12, Escritos de Rabash)

Material relacionado:
El Mar Rojo es pulido a nuestros pies
Todas las puertas están cerradas excepto las puertas de las lágrimas
La transición al otorgamiento como un proceso natural

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta