Rodéate con bondad

La naturaleza está llevándonos hacia un estado perfecto. Hasta este momento hemos avanzado por compulsión. Desde ahora en adelante, podemos avanzar sólo al añadir nuestro entendimiento de cómo nos desarrollamos.

Ahora, podemos endulzar y acelerar nuestro desarrollo a través de nuestro entorno. Tanto los adultos como los niños se desarrollan con la ayuda de su entorno. Los grupos como Alcohólicos Anónimos, los activistas de los derechos de los animales, o los programas de pérdida de peso, todos se basan en la influencia de la sociedad en la persona. Nosotros tenemos que hacer lo mismo.

Al desarrollarnos en una buena sociedad seremos como niños, y además crearemos una estructura similar para que nuestros niños puedan estar bien. Recientemente, la humanidad tiene una sola preocupación: crear un buen entorno.

Cualquier padre estaría contento de traer a su niño a un entorno cálido y amigable, donde a los niños se les enseñe a unirse. Esta unidad les provee un sentido de confianza y los libra del miedo a la pobreza, sufrimiento, orgullo, y otros problemas inherentes a la naturaleza humana. Esto no es nada fuera de lo común, es simplemente un buen entorno que provee un “lugar amable” para el desarrollo.

Tal entorno permite que la persona se abra y que perciba y acepte mejor las cosas ya que no está sintiendo que está constantemente a la defensiva en un entorno hostil. Nosotros los adultos ni siquiera entendemos lo que significa estar en un buen entorno. Es como un recién naciendo en los brazos de su madre, que no siente nada excepto su abrazo. Esta sensación le da la fuerza para desarrollarse.

Nosotros carecemos de esta sensación y es por esto que estamos enfrentando una crisis global. En todas las áreas en donde previamente éramos exitosos, ahora nos encontramos en un callejón sin salida.

La crisis puede por un lado ser una catástrofe y por el otro un renacimiento. La palabra “crisis” viene de la palabra griega “krisis”, y significa un nuevo comienzo. Sin embargo, la usamos de forma incorrecta. También, la palabra “crisis” en hebreo significa un lugar donde surge una nueva vida.

Tenemos que explicar a las personas que necesitan un buen entorno para ser felices. El buen entorno simplemente hace feliz nuestra vida.

Gracias al buen entorno para todos nosotros, “me siento seguro, tengo amigos, todo el mundo me trata bien, y sólo quiero ser bueno”. Todos se preocupan de mí, y yo me preocupo por todos. Vivimos en un mundo imbuido con calidez, confianza y amabilidad. Todo esto es amor.

(Del kab.tv, “Una Nueva Vida”, episodio 2 del 12/28/11)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta